En un reciente conflicto geopolítico, una revelación periodística demostró que el número del presidente francés se encontraba en una lista negra de más de 50.000 personas en todo el mundo que fueron espiadas con la flamante tecnología.

La Seguridad Nacional de Francia ha entrado en crisis en las últimas semanas desde que trascendió la noticia de un posible ciber-ataque al presidente Emmanuel Macron y a otros miembros de su gabinete.

Macron se vio obligado a tomar medidas adicionales de seguridad luego de que se descubriera que su número telefónico estaba en una lista negra de objetivos a espiar del gobierno de Marruecos, utilizando la tecnología del programa informático Pegasus.

Según revelaciones de Radio France y el diario Le Monde, el número del presidente francés, como así también del ex primer ministro francés y actual alcalde de Le Havre, Edouard Philippe, figuraban en la “lista de los números seleccionados por un servicio de seguridad del Estado marroquí para espiar”. Estos espionajes vendrían a ser recopilación ilegal de información y escuchas ilegales de sus conversaciones.

Si bien al principio el gobierno con sede en París no quiso dar declaraciones al respecto, el portavoz de la presidencia, Gabriel Attal, declaró: “El presidente Macron tiene varios números de teléfono. Uno de ellos aparecía en esta lista. Esto no significa que haya sido espiado, y solo estamos implementando medidas de seguridad adicionales por prevención”. Además, agregó que los protocolos de seguridad del máximo funcionario francés se habían ajustado y que Macron ya cambió ese dispositivo vinculado a ese número de teléfono.

De todos modos, Attal sostuvo que se están tomando muy en serio esta situación y que se había convocado a una reunión de emergencia del gabinete a raíz de la posible brecha en la Seguridad Nacional.

Además, la Agencia Nacional de Sistemas de Información (ANSI) del país europeo pidió que todas las personas que podrían haber sido víctimas de ataques entreguen sus teléfonos para una revisión de su software.

Cabe destacar que estos funcionarios no son los únicos que integran la lista de personas que podrían haber sido potencialmente espiadas. El rey de Marruecos, Mohammed VI y su entorno, el presidente iraquí Barham Saleh y el sudafricano Cyril Ramaphosa, son algunos de los nombres que también forman parte de la lista de posibles objetivos del programa Pegasus.

En una entrevista con el diario francés Le Journal du Dimanche, el embajador marroquí en Francia, Chakib Benmoussa, dijo que fue un invento del gobierno francés en confabulación con los medios para perjudicar a su país. “Marruecos no espió al presidente Emmanuel Macron, ni tampoco al ex primer ministro ni a miembros del Gobierno, no hay evidencia que lo corrobore”, sostuvo.

Benmoussa asegura que “esta situación forma parte de un plan de desestabilización de Francia”, y que los únicos apuntados por su equipo de ciber-ataques son las “redes hostiles” que hay tanto en Marruecos como en Francia.

Más allá de la expresión del embajador, el gobierno marroquí consideró las acusaciones de ser parte de “una campaña mediática, mentirosa, masiva y malintencionada” y pidió a los reporteros involucrados que presenten las pruebas. Por último, el gobierno del país africano sostuvo que, al igual que la Fiscalía de Paris, la Fiscalía de Marruecos también había abierto una investigación al respecto.

Pegasus

El programa informático es de origen israelí y tiene un sistema sofisticado muy novedoso que explota las vulnerabilidades de los teléfonos sin la necesidad de que el usuario cliquee en ningún link. Generando así un espionaje que permite conocer la ubicación, leer los mensajes, intervenir el micrófono y la cámara del celular sin que el usuario lo sepa, dejando prácticamente ningún rastro.

La empresa responsable de su creación es la israelí NSO Group, que ha asegura que creó este programa para uso gubernamental contra el terrorismo, y requieren que los clientes usen sus productos solo para investigaciones criminales y de seguridad nacional.

También le recomendamos: Gobiernos “hackean” a las personas y manipulan sus decisiones, dice profesor transhummanista (Video)

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Sin embargo, la asociación periodística Forbidden Stories obtuvo en 2020 una lista con aproximadamente 50.000 números de teléfono seleccionados desde 2016 que han sido espiados con el programa Pegasus, entre los que se destacan 180 periodistas, 600 políticos y miles de empresarios de gran importancia en el mundo económico.

No se sabe quienes fueron o son los clientes, y NSO Group asegura no estar involucrado con esto, lo que quiere decir que Pegasus ya fue copiado y revendido en el mercado negro, al cual tienen acceso desde grupos hackers hasta, aparentemente, el gobierno marroquí.

Por Tadeo Pittari para Derechadiario.com.ar