Redacción BLes – Samantha Lewthwaite, la mujer británica que ha sido catalogada como la criminal internacional más buscada durante 10 años, se cree que está viva y luchando en Yemen con los yihadistas, acorde a un informe de The Sun.

La extremista de 37 años, quien se casó con uno de los terroristas suicidas del atentado de Londres del 7 de julio de 2005, está acusada de causar la muerte de 400 personas en ataques terroristas posteriores a esa fecha en África y Oriente Medio.

Se cree que en 2009 huyó del Reino Unido a Sudáfrica, y luego en 2011 a Tanzania, Kenia y Somalia, donde se unió a la organización terrorista al-Shabaab. El último paradero que se tuvo de Lewthwaite, fue en 2018 en Yemen luego de haber tenido que viajar 200 millas desde África hasta el Medio Oriente.

En 2013 fue agregada a la “Lista Roja de Fugitivos” de Interpol luego de un ataque a un centro comercial en Nairobi, la capital de Kenia, en el que murieron 71 personas, entre los que se encontraban 5 británicos, y 200 personas quedaron con heridas. 

Otro de los atentados que se le atribuye es el de una masacre perpetrada por hombres armados en una universidad donde murieron 148 personas en 2015. Y también se la responsabiliza de enviar a adolescentes de 15 años drogados con heroína a que se inmolen en ataques suicidas.  

Cuando era una adolescente, fue seducida por las enseñanzas extremistas de Trevor Forrest o Sheikh Abdullah el-Faisal, a través de quien conoció a su marido Lindsay, el terrorista inmolado en el atentado de Londres. 

Según menciona The Sun en su informe, si bien no se conoce la ubicación exacta de la terrorista más buscada del mundo, no hay pruebas que indiquen que esté muerta y se cree que por el contrario, ha quedado en medio de la prolongada guerra civil que se está librando entre las fuerzas gubernamentales de Yemen y los extremistas del ISIS y al- Qaeda.

Según una fuente que citó el medio: “La última ubicación conocida de Lewthwaite es Yemen. Pero tratar de obtener inteligencia allí es tan difícil como en Siria cuando el régimen del [ISIS] estaba en su apogeo”.

“Prácticamente no hay presencia occidental en Yemen porque es muy peligroso. Y en ausencia de evidencia de lo contrario, se asume que está viva y que cuenta con el apoyo de extremistas”, agregó la fuente a The Sun.

Según los informes, Lewthwaite, la madre de cinco hijos y graduada en la universidad de Londres, alteró su apariencia física con cirugías y aumentando su peso, lo que ha dificultado su rastreo.

Durante una audiencia judicial en 2014 un detective keniano dijo: “Es una persona con múltiples identificaciones. Ella sigue moviéndose. Creemos que está usando cirugía plástica, incluida la nariz”.

Para muchos la posibilidad de atrapar a Lewthwaite son escasas, ya que es casi imposible para las agencias de inteligencia obtener información relevante de Yemen, por la gravedad de la situación local. Sin embargo, hasta que se obtengan pruebas definitivas de su muerte, estas creen firmemente que ella está sana y salva.

Vanesa Catanzaro – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.