Redacción BLes– Mientras el ejército estadounidense y el Departamento de Estado se apresuran a evacuar a los ciudadanos estadounidenses y a los aliados afganos del aeropuerto de Kabul, los puestos de control talibanes impiden a muchas personas la libertad y la seguridad, y los informes sobre el terreno sugieren que los terroristas están asesinando sumariamente a los civiles que han ayudado a las fuerzas estadounidenses en el pasado.

Según Ryan Rogers, un sargento de los marines retirado, el intérprete con el que trabajó durante el horrible asalto de 2010 a Marjah, en la provincia de Helmand, está hoy encarcelado en Kabul, sin poder llegar al aeropuerto mientras los combatientes talibanes persiguen y asesinan a antiguos comandos e intérpretes afganos.

“Me dijo ayer que habían colgado a tres comandantes [del Ejército Nacional Afgano] que habían encontrado”, dijo a Fox News el jueves 19 de agosto. “Y que cerca del lugar donde se esconde, están yendo casa por casa y que enviaron una transmisión diciendo que tenían planes para la gente que operaba con Estados Unidos”.

El intérprete, que no puede ser identificado por razones de seguridad, se encontraba bien desde el jueves por la tarde.

“Le dije, oye, ¿has visto algo de esto con tus ojos? Me dijo que sí”, dijo Rogers. “No están mostrando estas cosas porque la gente está animando, pero están muertos de miedo, y están colgando a estas personas. Y dijo que están yendo casa por casa y que sus prioridades son las Fuerzas Especiales del Ejército Nacional Afgano, las fuerzas especiales de la policía y los intérpretes”.

El jueves, el gobierno de Biden reconoció finalmente los informes de que los evacuados estaban teniendo dificultades para llegar al aeropuerto internacional y a Kabul, rodeado de puestos de control talibanes.

Durante una sesión informativa del jueves, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo que el departamento había recibido un “pequeño puñado de informes” de viajeros estadounidenses que no podían entrar en el aeropuerto. Sin embargo, añadió que, aunque los funcionarios estadounidenses estaban al tanto de los informes de que las fuerzas talibanes estaban persiguiendo y matando a intérpretes y ex comandantes militares afganos, no podía confirmar su validez.

Le recomendamos: Se DERRUMBA la imagen de Biden tras la toma de los talibanes en Kabul

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

“Simplemente no estoy en condiciones de confirmar esos detalles”, dijo. “Cada vez que vemos un detalle como éste, lo tomamos extraordinariamente en serio, y hacemos lo que podemos”.

Mientras las tropas talibanes irrumpían en el país durante las dos últimas semanas, se ha denunciado que los terroristas han ejecutado a soldados afganos que se han rendido. Además, un vídeo obtenido por Fox News muestra a militantes en camionetas disparando en las calles de Kabul.

“De forma bipartidista, hay una decepción extrema, especialmente por parte de los que han servido”, dijo a Fox News el representante Brad Wenstrup, republicano de Ohio y oficial de la Reserva del Ejército. “Y hemos perdido en esto nuestra posición moral en el mundo, y es un signo de debilidad más que de fortaleza”.

Wenstrup citó la legislación bipartidista aprobada hace unos meses para reducir los trámites burocráticos a los que se enfrentarían los aliados de Estados Unidos para abandonar de forma segura la nación al retirarse los militares estadounidenses. Sin embargo, miles de personas se quedaron tiradas como resultado de la precipitada retirada.

“Me cuesta creer que nuestra comunidad militar y de inteligencia lo haya recomendado así”, dijo, reprochando el liderazgo de la administración Biden. “Pero esas son algunas de las preguntas a las que debemos dar respuesta”.

Wenstrup, que sirvió en el ejército en Irak, dijo que ayudó a varios intérpretes en su traslado. Uno de ellos, ahora ciudadano estadounidense y médico en el Estado de Ohio, describió la situación en Afganistán como “descorazonadora”, según el legislador.

A pesar de la accidentada retirada de Estados Unidos, Wenstrup tenía un mensaje para los soldados de la Guerra contra el Terror.

“No hemos tenido otro ataque en 20 años”, dijo. “Debemos alabar a todos los que se han sacrificado tanto en los últimos 20 años porque nos han mantenido a salvo, y hay que aplaudirles por ello”.

Y también a sus socios de la coalición.

“Espero y rezo para que ese intérprete, encontremos la manera de sacarlo”, dijo Wenstrup. “Mi experiencia es que si los traemos aquí, hacen todo lo posible por convertirse en buenos ciudadanos estadounidenses”.

Esta semana se ordenó el envío de miles de tropas adicionales al aeropuerto para ayudar en las evacuaciones. Aun así, los funcionarios del Pentágono no declararon que saldrían de la base para rescatar a los estadounidenses o a sus compañeros afganos, a pesar de que los paracaidistas británicos lo han hecho para proteger a su propia gente.

Como alternativa al despliegue de soldados en Kabul, Fox News informó el jueves de una fuente fiable que el Departamento de Estado está estudiando opciones no militares para escenificar y trasladar a los estadounidenses y otras personas en la ciudad.

Sin embargo, a Rogers le preocupa que a su amigo intérprete sólo le queden unas horas si las cosas van mal.

En respuesta a la afirmación del presidente Joe Biden en una entrevista con ABC News de que no había forma de salir de Afganistán sin que se produjera “el caos”, Rogers afirmó que el gobierno podría haber ideado un plan para proteger a los estadounidenses y amigos antes de que los talibanes controlaran Kabul.

“Si alguien va a ayudarnos durante 20 años, y vamos a hacerles un montón de promesas, tenemos que cumplirlas”, dijo Rogers. “Y ayer parecía que no iban a salir del aeropuerto. Y ahí es donde se esconden muchas de esas promesas ahora mismo”.

Oliver Cook – BLes.com