Redacción BLes– El Secretario de Estado, Mike Pompeo, vinculó a Rusia con el gran asalto cibernético sufrido por las más importantes agencias del gobierno estadounidense, informado el 13 de diciembre. 

“Este fue un esfuerzo muy significativo, y creo que ahora podemos decir con bastante claridad que fueron los rusos los que se involucraron en esta actividad”, declaró Pompeo en una entrevista publicada el 18 de diciembre en la página del Departamento de Estado. 

Al parecer la incursión extranjera no fue solo para entrar y tomar datos de las agencias federales, sino que se trató de una operación de alta envergadura, ejecutada durante meses y que alteró los sistemas insertando en ellos elementos extraños. 

“Pero basta con decir que hubo un esfuerzo significativo para usar un software de terceros para esencialmente incrustar código dentro de los sistemas del gobierno de los EE. UU.”, explicó un poco más Pompeo.

Y agregó: “No puedo decir mucho más, ya que aún estamos investigando precisamente lo que pasó, y estoy seguro de que algo de esto permanecerá clasificado”. 

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional John Ullyot, comentó sobre el hackeo que impactó principalmente los datos del Departamento del Tesoro de EE. UU., y otras entidades estatales, haciendo reunir de emergencia a los organismos de la Casa Blanca.

Le recomendamos:

Ad will display in 09 seconds

“El gobierno de los Estados Unidos está al tanto de estos informes y estamos tomando todas las medidas necesarias para identificar y remediar cualquier posible problema relacionado con esta situación”, dijo Ullyot.

A su vez la Agencia de Seguridad Cibernética y de Infraestructuras (CISA) solicitó a todas las agencias civiles federales que revisen sus redes en busca de indicadores de compromiso y desconecten o apaguen inmediatamente los productos SolarWinds Orion.  

“El compromiso de los productos de gestión de redes Orion de SolarWinds plantea riesgos inaceptables para la seguridad de las redes federales”, dijo el director en funciones de CISA, Brandon Wales.

Por su parte Microsoft, identificó más de 40 agencias gubernamentales, think tanks, organizaciones no gubernamentales y empresas de TI infiltradas por los hackers, según Fox News del 19 de diciembre.

Agregó que el 80% de las organizaciones invadidas estaban en los Estados Unidos, casi la mitad empresas de tecnología. 

Otros ataques ocurrieron en Canadá, México, Bélgica, España, el Reino Unido, Israel y los Emiratos Árabes Unidos.

Este hackeo es particularmente sensible ahora cuando el proceso electoral en Estados Unidos se encuentra seriamente amenazado.

De acuerdo con las investigaciones de los abogados que trabajan por recuperar la transparencia electoral, seriamente afectada por una gran cantidad de fraudes, podrían estar involucrados poderes extranjeros como el Partido Comunista de China, Rusia e Irán.

José Hermosa – BLes.com