Redacción BLes – Este martes, la directora de los Juegos Olímpicos de Tokio, Seiko Hashimoto, dijo que los periodistas extranjeros que asistan para cubrir el evento tendrán sus movimientos controlados por GPS y sus pases serán anulados si no cumplen las reglas, según informó AFP. 

Los organizadores esperan la asistencia de cerca de 6.000 reporteros y dicen que con estas medidas buscan llevar tranquilidad a los ciudadanos japoneses debido al escepticismo que existe en que los juegos se puedan llevar adelante de manera segura frente al coronavirus.

Cabe señalar que los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se deberían haber realizado el año pasado, pero debido a la pandemia tuvieron que ser reprogramados para este año.

Cada periodista tendrá que presentar un listado de las áreas que visitará durante sus dos primeras semanas en suelo japonés, que va desde instalaciones deportivas hasta alojamiento.

Antes de una reunión de la junta ejecutiva de Tokio 2020, Hashimoto dijo “Para asegurarnos de que las personas no vayan a lugares distintos a los lugares donde están registrados para ir, utilizaremos el GPS para gestionar estrictamente su comportamiento”.

En un principio habían 350 hoteles designados para el alojamiento pero el número se redujo a 150 y los organizadores buscarán que todos los reporteros se alojen en estos hoteles y no en domicilios privados.

Las restricciones no solo serán para los periodistas, los atletas también tendrán restricciones en sus movimientos y serán controlados a diario para ver si tienen el virus.

Además, a finales de este mes, se decidirá la cantidad de espectadores locales que podrán presenciar cada competencia. El público extranjero no podrá asistir a ninguna de las competencias.

Según muestran las encuestas, la mayoría de los japoneses quiere que los juegos se pospongan o se cancelen, por lo que los organizadores están buscando controvertidas medidas para llevar tranquilidad a la población.

Otro problema que afrontan los Juegos Olímpicos de Tokio  tiene que ver con los voluntarios. De los 80 mil voluntarios que habían conseguido los organizadores, 10 mil renunciaron a participar del evento, de acuerdo a lo informado el 2 de junio por NHK WORLD – JAPÓN.

Le recomendamos: Dos PATRIOTAS UNIDOS bajo un OBJETIVO en COMÚN [PARTE 2]

Ad will display in 09 seconds

Si bien en un principio se pensó que las deserciones se debían a los comentarios considerados despectivos hacia las mujeres del entonces presidente del comité organizador, Mori Yoshiro, éstas continuaron luego de su renuncia.

Muchos de los voluntarios que renunciaron alegaron tener miedo a contagiarse del virus y cambios en sus entornos laborales.

A pesar de la cantidad de renuncias, el director general del comité, Muto Toshiro, cree que no traerán problemas mayores ya que cabría la posibilidad que algunos de los voluntarios trabajen tanto para los juegos Olímpicos como para los Juegos Paraolímpicos que también se llevarán a cabo en Japón.

Los Juegos Olímpicos están considerados como uno de los eventos más importantes del mundo y siempre están rodeados de un clima festivo.

En esta oportunidad el panorama será diferente y será un reflejo de lo que es hoy en día el mundo.

Serán unos juegos donde se prioricen el control y las restricciones, donde los deportistas no podrán moverse libremente, donde no podrán abrazarse y compartir naturalmente con el resto de sus compañeros, donde los estadios estén casi vacíos, y donde se perdieron las libertades individuales, como si se estarían realizando en un país bajo un régimen dictatorial como el chino.

¿No estaremos siguiendo el modelo del Partido Comunista Chino?

Es hora que la humanidad tome conciencia y despierte.

Sebastian Arcusin – BLes.com