El domingo pasado asistieron más de 600 000 personas a elegir a los candidatos opositores. Fue una clara manifestación de protesta contra el gobierno de Hong Kong y el régimen chino.

Redacción BLes.com – En septiembre se celebrarán en Hong Kong las elecciones legislativas, las cuales jugarán un papel determinante en las futuras libertades de sus ciudadanos. La oposición debía organizar sus alianzas y estrategias, y para elegir a los candidatos que se presentarán en septiembre, organizó esta suerte de elecciones primarias que sirven además, como forma de sondear a su electorado. 

El gobierno no autorizó las elecciones. Sin embargo en un claro acto de lucha por las libertades y la democracia, más de 600 mil personas se acercaron a los 250 colegios electorales a emitir su voto. Cada voto significó no sólo optar por un candidato u otro, sino también la manifestación de apoyo a las iniciativas que se enfrentan al gobierno vigente, a la polémica ley de seguridad que se acaba de votar, y a todo intento por parte del gobierno de Hong Kong y el Partido Comunista Chino de oprimir las libertades de los ciudadanos hongkoneses. 

Según informó el medio Reuters, uno de los jóvenes organizadores del movimiento llamado Sunny Cheung expresó: “Una alta participación enviará una señal muy fuerte a la comunidad internacional, de que los hongkoneses nunca nos rendiremos”, y agregó: “Todavía estamos con el campo democrático, seguimos apoyando la democracia y la libertad”.

Otro de los organizadores, Au Nok-hin, también se manifestó muy conforme con la convocatoria de las elecciones. “Incluso bajo la sombra de la ley de seguridad nacional, todavía salieron 600 000 personas (…) se puede ver el coraje de la gente de Hong Kong en esto … ha creado otro milagro”.

Si bien es muy alentador el resultado de las elecciones por la amplia participación de los votantes, la realidad es que las libertades no están garantizadas. De hecho, la nueva ley castiga lo que el régimen chino describe ampliamente como secesión, subversión, terrorismo y conspiración con fuerzas extranjeras, con hasta cadena perpetua y permite que los agentes de seguridad del continente operen oficialmente en Hong Kong por primera vez.

El lunes en conferencia de prensa se le preguntó a la jefa ejecutiva de Hong Kong Carrie Lam, sobre su reacción a las elecciones primarias del campo pro democrático. Su respuesta fue tajante: “Si el llamado propósito de las elecciones primarias es lograr el objetivo final de… rechazar, resistir cada iniciativa política del gobierno de la Región Administrativa Especial de Hong Kong, entonces puede entrar en la categoría de subvertir el poder del Estado, que es ahora uno de los cuatro tipos de delitos bajo la nueva ley de seguridad nacional”.

Teniendo en cuenta la nueva ley, y que estas elecciones no fueron aprobadas previamente por el gobierno, algunos activistas temen que las autoridades intenten impedir que algunos candidatos que participaron ahora, se puedan presentar en las elecciones de septiembre. 

Según informó el medio TownHall, Owen Chow uno de los candidatos a favor de la libertad y la resistencia a la opresión advirtió: “Pueden arrestar o descalificar a cualquier candidato que no les guste bajo la ley de seguridad nacional sin una razón adecuada”.

Por su lado, el jóven activista político Nathan law, publicó el sábado desde su cuenta de Twitter, que Beijing está haciendo todo lo posible por detener las elecciones primarias de Hong Kong, pero motivó a sus seguidores a ir a votar asegurando que el pueblo responderá con una postura firme, ejerciendo la libertad de expresión para apoyar a sus representantes políticos. 

Las elecciones primarias decidirán los candidatos más fuertes a favor de la democracia, para disputar las elecciones en septiembre al Consejo Legislativo de Hong Kong. Luego, el objetivo es lograr por primera vez la mayoría legislativa, y así obtener mayor poder y control sobre los rivales pro régimen chino.

Andrés Vacca – Redacción BLes.com