Los talibanes intentan ocultar un número cada vez más grande de ciudadanos desaparecidos y asesinados ilegalmente en los territorios que conquistan. Activistas, funcionarios gubernamentales, pueblos túrquicos antiguos y prisioneros de guerra, solo algunos de los grupos afectados.

Mientras continúan los cada vez más intensos combates entre las fuerzas gubernamentales afganas y los radicales islámicos talibanes, los ojos del mundo se centran en la región de Asia Central en búsqueda de respuestas sobre como será el desenlace de la interminable guerra.

Los talibanes, cada vez más cuidadosos para evitar las condenas internacionales que perjudicarían sus intenciones de diálogo con otros países, se ven opacados por la cada vez más elevada cifra de ciudadanos desaparecidos o ejecutados ilegalmente. Sin duda, esto se ve impulsado por su propia visión islámica fundamentalista, que fomenta una feroz violencia.

Sin embargo, el gobierno central no se queda atrás, y han sido notorios sus numerosos abusos como la profanación de cadáveres de talibanes por parte de soldados afganos.

De todas formas, el gobierno afgano está evidentemente perdiendo la batalla con los talibanes, no solo en el plano militar si no que diplomática y económicamente:

  • Económicamente: Los talibanes ya lograron que el gobierno afgano pierda casi la mitad de sus ingresos aduaneros en julio, ya que controlan 7 importantes puestos fronterizos. Esto provoca que el comercio en estas aduanas se haya reducido y se le corte el flujo de ingresos comerciales al Estado, aunque los talibanes tampoco lo puedan aprovechar en gran medida. Además, fueron reportadas faltas de productos básicos en los mercados afganos por la poca entrada de mercancía.
  • Diplomáticamente: Los talibanes están tomando en el plano global el rol de representantes del gobierno afgano como si ya hubiesen vencido al gobierno afgano real. Esto se demuestra con la reunión que tuvo su delegación diplomática con China, en la que lograron una reunión con el ministro de asuntos exteriores en la que negociaron y están cerca de lograr un acuerdo en el que China reconozca a los talibanes como gobierno afgano legítimo a cambio de que los talibanes no apoyen a los musulmanes uigures de Xinjiang, que se rumorea que se están intentando rebelar contra la dictadura comunista que los oprime.

También le recomendamos: En 1958 un empresario reveló los planes comunistas de infiltrarse en EE. UU. para destruirlo (Video)

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Fuente: Derechadiario.com.ar