Redacción BLesEl Grupo de Igualdad del Consejo Deportivo de Gran Bretaña publicó un estudio sobre la participación de hombres biológicos que se identifican como mujeres en deportes con mujeres biológicas y concluyó que más allá de que estos atletas mediante sus tratamientos reducen el nivel de testosterona, aún tienen una gran ventaja sobre las mujeres, reportó Daily Mail.

La investigación del Grupo de Igualdad de los Consejos Deportivos, que incluye a UK Sport, Sport England, Sport Wales, Sport Scotland y Sport Northern Ireland, se basa en entrevistas con 300 personas y 175 organizaciones y su elaboración llevó 18 meses.

Entre sus hallazgos más importantes el grupo descubrió que a pesar de que mediante los tratamientos hormonales los hombres pueden reducir sus niveles de testosterona, al haberse desarrollado como hombres, la masa muscular, la densidad de sus huesos, el tamaño de sus pulmones y muchas veces el largo de sus extremidades presentan una ventaja que no desaparece con la reducción de la testosterona.

Por ello, el consejo recomienda que para poder mantener una competencia justa, se habilite una categoría ‘abierta’ o ‘universal’ para que los atletas trans compitan con otros atletas en condiciones similares.

Las ventajas son más prominentes en deportes de contacto, de velocidad o aquellos que requieren el uso de fuerza.

Según las directrices del Comité Olímpico Internacional, los atletas transexuales pueden competir en el deporte de élite como mujeres, siempre que sus niveles de testosterona sean inferiores a 10 nanomoles por litro durante al menos 12 meses antes de su primera competición.

En base a ello, durante los Juegos Olímpicos de Tokio este año, Laurel Hubbard, un hombre biológico de Nueva Zelanda compitió en la categoría de levantamiento de peso en la división de mujeres, lo que disparó la polémica ya que Hubbard, ‘cambió de sexo’ pasados los 30 años y previamente compitió como hombre en el mismo deporte.

El estudio de los consejos no tiene validez regulatoria y sus recomendaciones solo aplican a nivel nacional.

Sin embargo, aparentemente la publicación ha tenido cierto impacto ya que el COI anunció recientemente que sus directrices sobre los atletas transgéneros dejaron de cumplir su propósito y que es necesaria una nueva revisión.

El estudio afirma que los atletas masculinos adultos tienen una ventaja media del 10 al 12 por ciento sobre las competidoras en las pruebas de natación y carrera, que aumenta hasta un 20 por ciento en las pruebas de salto, y un 35 por ciento más de rendimiento en los deportes de fuerza, como el levantamiento de peso, para atletas de tamaño similar.

Para ilustrar este punto, los investigadores utilizaron el ejemplo de los resultados de partidos de fútbol entre las selecciones nacionales de Australia, Estados Unidos y Brasil contra equipos de clubes de chicos entre 14 y 15 años.

La selección de fútbol femenina de Australia perdió 7 a 0 contra el sub 16 de Newcastle Jets, la de Estados Unidos perdió antes el sub 15 del FC Dallas 5 a 2 y la de Brasil perdió 6 a 0 contra el sub 16 de Gremio.

Los investigadores instan a buscar una solución en el medio, sin discriminar a los atletas trans, crear categorías nuevas o simplemente que en los deportes de contacto donde la ventaja física es muy obvia, crear reglas que permitan un juego más justo.

La polémica por los atletas transgéneros también fue noticia en septiembre cuando un ex marine de las fuerzas especiales del ejército de los Estados Unidos, un militar altamente entrenado, luchó en las artes marciales mixtas contra una mujer.

A pesar de que la luchadora francesa dominó el primer round, con duros golpes en la cara de Alana Mclaughlin, el ex militar ganó la pelea con una llave de estrangulamiento.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.