Redacción BLes–Desde que tomó el poder en una ofensiva relámpago, el grupo islamista de línea dura ha intentado tranquilizar a los afganos prometiendo “no vengarse”. Sin embargo, cada vez es mayor la preocupación de que haya un desfase entre lo que dicen y lo que hacen.

Según el representante Michael McCaul, miembro de mayor rango del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, los talibanes ya han comenzado a ejecutar a algunos de los 10.000 intérpretes que trabajaron con Estados Unidos en Afganistán, informó News Max.

El republicano de Texas hizo estas declaraciones durante una entrevista en el programa “The Situation Room” de la CNN el lunes 13 de septiembre.

“Los intérpretes que trabajaban con nuestras Fuerzas Especiales ya no están. Los talibanes no permitirán que se vayan”, dijo. “Estos son los tipos que trabajaban con nuestras fuerzas especiales. Los talibanes los ven como lo peor de lo peor porque traicionaron, en su opinión, a su país y trabajaron con el infiel”.

El RHIPTO Norwegian Center for Global Analyses, que suministra información de inteligencia a la ONU, envió previamente un documento sensible en el que advertía que el grupo tenía como objetivo a los “colaboradores”.

“Hay un elevado número de individuos que actualmente son objetivo de los talibanes y la amenaza es clarísima”, dijo a la BBC Christian Nellemann, que dirige el grupo que está detrás del informe.

“Está escrito que, a menos que se entreguen, los talibanes arrestarán y perseguirán, interrogarán y castigarán a los familiares de esos individuos”.

McCaul estimó que quedan aproximadamente 10.000 intérpretes en Afganistán. Sin embargo, al incluir a las familias implicadas, señaló que el número de personas en peligro podría ascender a 30.000.

El presentador de la CNN, Wolf Blitzer, preguntó: “¿Cree que se van a quedar atrapados? ¿No van a salir nunca?”.

McCaul respondió: “Ya están siendo ejecutados. Ya estamos recibiendo historias de familias e intérpretes ejecutados por los talibanes”.

El congresista también criticó el plan de retirada de Afganistán de la administración Biden.

“Si lo hubieran hecho antes, podría haber funcionado”, dijo. “Pero esperaron hasta el último minuto con la esperanza de tener este acuerdo de paz con los talibanes”.

Dawn Barlowe – BLes.com