Redacción BLes – Luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump anunciara que EE. UU. dejaría de financiar a la Organización Mundial de la Salud por su rol negligente en cuanto al manejo de la pandemia por el virus del PCC (Partido Comunista Chino), varios líderes de distintos países estarían ahora reconsiderando su apoyo a dicha entidad.

Según señaló el Washington Examiner, el jueves 16 de abril el presidente estadounidense interactuó con algunos de los los jefes de estado que integran el G7 a través de una videoconferencia en donde se trató el tema sobre la respuesta del organismo internacional de la salud frente a la crisis global que ha causado el virus del PCCh.

En la conferencia participaron los mandatarios de Canadá, Francia, Alemania, Japón, Reino Unido, Italia, así como también su anfitrión, el presidente Trump, quienes demandaron “una revisión exhaustiva y un proceso de reforma” por la “falta de transparencia y mal manejo crónico” ante la pandemia, según un informe de la Casa Blanca.

Estados Unidos es uno de los mayores contribuyentes de la OMS, aportando anualmente entre 400 y 500 millones de dólares, según dio a conocer Trump en una rueda de prensa que tuvo lugar el pasado martes 14 de abril en la Casa Blanca. 

“Tenemos profundas preocupaciones sobre si la generosidad de Estados Unidos ha sido utilizada de la mejor manera posible”, dijo Trump, quien contrastó que “la OMS no logró obtener, examinar y compartir información de manera oportuna y transparente” sobre el virus.

Por otro lado, China quien se encuentra en medio de las acusaciones por haber encubierto y manipulado información relevante sobre la propagación del coronavirus mientras se extendía por el mundo, tan sólo aporta alrededor de 40 millones de dólares a la OMS, entidad que ha sido señalada de ser su cómplice.

Entre tanto, el mismo martes el presidente estadounidense indicó que se llevaría a cabo una investigación de 60 a 90 días sobre por qué la OMS “centrada en China” había causado “tanta muerte” al mal administrar severamente y encubrir” la propagación del coronavirus, de acuerdo con Fox News.

Mientras tanto, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo instó el pasado miércoles al director de la Oficina de Asuntos Exteriores del Partido Comunista Chino, Yang Jiechi, a que haya “transparencia total e intercambio de información  para combatir la pandemia de COVID-19 y prevenir futuro brotes”, informó Reuters.

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

videoinfo__video2.bles.com||5bdca3a8f__

Ad will display in 09 seconds