Redacción BLesLa Aduana de los Estados Unidos bloqueó un cargamento de ropa de la marca Uniqlo, una compañía japonesa, el 5 de enero en el puerto de Los Ángeles, pero la noticia salió a luz este miércoles 19 de mayo debido a que el gobierno chino denunció a los funcionarios de la Aduana.

El bloqueo de un cargamento de ropa para hombre de la marca Uniqlo cuya compañía matriz es Fast Retailing Co., una de las textiles más grandes de Asia de origen japonés, se basó en una restricción colocada por Aduanas durante la era Trump para combatir el trabajo esclavo, las torturas y maltrato a los que son sometidos los uigures de Xinjiang bajo el régimen comunista chino.

Según los documentos que vio la prensa, Uniqlo solicitó el desbloqueo del cargamento pero le fue negado argumentando que la compañía no presentó pruebas contundentes de que el algodón utilizado para fabricar la ropa no provenía de la provincia de Xinjiang.

El 85% del algodón chino proviene de los campos de trabajo forzado de Xinjiang a los cuales el PCCh llama “centros de reeducación” y dice que allí “reeduca” a los uigures para que sacarlos del “extremismo”, en sus vanos intentos de justificar la tortura de la minoría musulmana.

Además, China es uno de los principales proveedores de algodón del mundo, por lo que resulta difícil que las grandes fábricas textiles no estén ligadas al trabajo forzado y las violaciones de los derechos humanos del Partido Comunista Chino.

La Coalición para Acabar con el Trabajo Forzoso en la Región Uigur, una organización que agrupa a casi 200 grupos de derechos humanos y laborales de todo el mundo, advirtió el año pasado, cuando la Administración Trump pisó el acelerador para presionar a que China elimine el trabajo forzado.

“Casi todas las grandes marcas de ropa y los minoristas que venden productos de algodón están potencialmente implicados. En este momento, es casi seguro que cualquier marca que se abastezca de ropa, textiles, hilo o algodón de la región uigur se está beneficiando de las violaciones de los derechos humanos, incluido el trabajo forzado, tanto en la región uigur como en toda China”.

Legado Trump

Ya en diciembre de 2020 durante las fiestas navideñas, el ex subsecretario del Departamento de Seguridad Doméstica, Ken Cuccinelli, realizó duras declaraciones contra el PCCh por el uso de trabajo esclavo y malos tratos de los uigures en China mientras anunciaba nuevas restricciones sobre las importaciones de algodón proveniente de Xinjiang.

Le recomendamos: Los MÍTINES MAGA YA TIENEN FECHA

Ad will display in 09 seconds

“Esos productos de algodón baratos que compran para su familia y amigos durante esta temporada de regalos, si provienen de China pueden haber sido fabricados con mano de obra esclava en algunas de las más atroces violaciones de los derechos humanos que existen hoy en día en el mundo moderno”, dijo Cuccinelli.

“No participaremos en estas cosas comprando productos fabricados por mano de obra a punta de pistola, los estadounidenses de buena conciencia se levantarán y refutarán”, añadió.

A fines de enero de 2021, ya con un pie fuera de sus funciones, el exsecretario de estado Mike Pompeo, declaró que la persecución por parte del régimen comunista chino hacia la minoría uigur en la región de Xinjiang, es parte de un genocidio sistémico y organizado para reducir la población musulmana.

La designación de genocidio por parte de Estados Unidos fue un golpe duro para el PCCh y sentó base para que otros países tomen acciones concretas contra los abusos del régimen comunista chino.

De hecho, poco tiempo después el 12 de enero el ministro de asunto exteriores británico, Dominic Raab, anunció en un discurso en la Cámara de los Comunes que las compañías británicas cuya cadena de producción esté asociada a los abusos que el régimen chino lleva a cabo en la provincia de Xinjiang con la minoría uigur, serán duramente multadas.

El bloqueo del cargamento de ropa manchada con el trabajo esclavo por parte de la nueva administración es bienvenido por la comunidad internacional que busca frenar la perversidad del Partido Comunista Chino.

 Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com