Redacción BLes- Nuevas disposiciones gubernamentales publicadas el martes en Gran Bretaña, advierten que las universidades en el Reino Unido serán multadas si las casas de altos estudios o los cuerpos estudiantiles ponen en riesgo la libertad de expresión en los campus. A su vez los organismos educativos serán sancionados si usan fondos para promover movimientos políticos partidistas. 

El secretario de Educación británico, Gavin Williamson, anunció el martes estrictas medidas legales y económicas para fortalecer la libertad de expresión y la libertad académica en las universidades de Inglaterra, para acabar con la cultura de cancelación en los campus universitarios.

Las medidas propuestas cumplen un compromiso de manifiesto e incluyen una nueva condición de libertad de expresión impuesta sobre los proveedores de educación superior para que puedan registrarse y acceder a fondos públicos en Inglaterra .

Williamson anunció con entusiasmo las nuevas medidas desde su cuenta de Twitter:

“Nuestras universidades tienen una larga y orgullosa historia de ser lugares donde los estudiantes y académicos pueden expresarse libremente, desafiar puntos de vista y cultivar una mente abierta. Por eso estoy tomando medidas para fortalecer la libertad de expresión en la educación superior”.

Tras un número creciente de denuncias sobre personas y agrupaciones silenciadas, el Secretario de Educación advirtió sobre un “efecto escalofriante” en el que los estudiantes y el personal sienten que no pueden expresarse libremente.

En este sentido, el informe señala que “las universidades o los cuerpos estudiantiles que intenten cancelar, despedir o degradar a las personas por sus opiniones serán sancionados por el Gobierno”.

El objetivo final es garantizar que no se obstaculice la libertad de expresión y que se mantenga la libertad académica, e imponer multas a los establecimientos o agrupaciones estudiantiles que restrinjan la expresión.

Una fuente del gobierno dijo al medio Telegraph que “el silenciamiento y la censura inaceptables en los campus están teniendo un efecto paralizador y es por eso que debemos fortalecer la libertad de expresión en la educación superior, reforzando los deberes legales existentes y asegurando que se tomen medidas firmes y sólidas si se infringen”.

La medida se produce luego de que numerosas denuncias informen que se están utilizando fondos públicos para pagar programas estudiantiles y acciones políticas que buscan vincular la herencia británica con el “colonialismo” y la “supremacía blanca”.

Tal es el caso del alcalde de Londres, Sadiq Khan, quien nombró a un grupo de activistas de izquierda para que realicen un relevo en la ciudad y comprueben si las estatuas y otros puntos históricos en la ciudad son “lo suficientemente diversos”.

Le puede interesar:

Un estudio reciente publicado por un prestigioso grupo de expertos del centro de investigaciones independientes Civitas, alerta que el problema que busca solucionar el gobierno británico en sus universidades, afecta también a las principales universidades de todo el mundo. Donde la libertad de expresión se está erosionando a un ritmo alarmante debido al aumento de la “cultura de la cancelación”.

El estudio encontró que en los últimos tres años, más del 68 por ciento de las universidades en el Reino Unido han visto severamente restringida la libertad de expresión, y los académicos no pueden discutir de manera significativa los matices de temas como la raza y el género.

Andrés Vacca-BLes.com