Redacción BLes– Tres compañías aéreas rechazaron la aplicación de la vacunación obligatoria contra el virus del Partido Comunista Chino (PCCh) en sus plantillas.

Southwest Airlines, American Airlines y Delta Air Lines no seguirán el mandato de vacunación de su competidora United Airlines. Al menos una de las empresas que se opusieron alegó que el hecho de dar a las personas el derecho a tomar sus propias decisiones médicas con conocimiento de causa hizo que la mayoría de ellas se vacunaran de todos modos.

Southwest confirmó que la empresa “seguirá animando firmemente” a sus empleados a vacunarse y que su postura sobre la inmunización obligatoria no ha cambiado.

“Obviamente, estoy muy preocupado por la última variante de Delta, y el efecto sobre la salud y la seguridad de nuestros empleados y nuestra operación, pero nada ha cambiado”, dijo el CEO Gary Kelly en un memorando obtenido por CNN.

Delta Air Lines reveló que el 75 por ciento de los empleados actuales ya han recibido sus vacunas, a pesar de que era un requisito de la política de la empresa. El empleador sólo requiere que todos los nuevos trabajadores sean vacunados.

“[Hay] pasos y medidas adicionales que podemos tomar para conseguir que las tasas de vacunación sean aún más altas, pero lo que estamos viendo es que cada día esas cifras siguen creciendo”, dijo el CEO Ed Bastian según Newsmax.

Le recomendamos: ¿Es el líder del Foro Económico Mundial un ROTHSCHILD?

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

American Airlines ofreció un día extra de vacaciones a cualquier empleado que se vacunara.

“Ciertamente lo fomentamos en todos los lugares que podemos… para nuestros clientes y nuestros empleados, pero no estamos poniendo mandatos”, dijo el CEO Doug Parker según la publicación.

Diferentes representantes de la aerolínea se reunieron con el presidente Joe Biden el 11 de agosto. La reunión llevó a United Airlines a advertir a sus 67.000 empleados que despedirá a todos los que no estén vacunados contra la enfermedad mortal después del 25 de octubre.

“[El presidente] nos pidió que hiciéramos todo lo que pudiéramos con nuestros compañeros directores generales, o con cualquiera con el que estuviéramos en contacto, para animar a otros a hacer lo mismo”, dijo el director general de United Airlines, Scott Kirby, según la publicación.

Por su parte, Alaska Airlines informó a sus empleados de que estudiará la posibilidad de imponer la obligación de vacunarse a unos 20.000 empleados, según un memorando obtenido por la CNBC.

Se permitirán excepciones por razones religiosas o médicas. Sin embargo, esto sólo será necesario después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. apruebe completamente al menos una de las vacunas actualmente disponibles.

“Como empleador con el deber de mantenerte a salvo y dado el carácter contagioso y los riesgos para la salud del virus COVID-19 y sus variantes, estamos en nuestro derecho de tomar esta decisión y de pedirte información sobre tu estado de vacunación”, dijo el empleador en la nota.

Ninguno de los directores generales de las principales aerolíneas cree que se vaya a imponer ningún mandato de vacunación a los pasajeros que viajen dentro de Estados Unidos.

“Es muy difícil para nosotros venir y obligar a una vacuna que ni siquiera está aprobada federalmente todavía”, dijo Bastian según la CNBC. “Seguimos fomentando todo lo que podemos entre nuestra propia gente y nuestros clientes para que se vacunen”.

Todavía existe la posibilidad de que los viajeros internacionales tengan que vacunarse cuando se reabran las fronteras nacionales.

“Es una cuestión gubernamental, pero sospecho que no ocurrirá a nivel nacional”, dijo Kirby según la CNN.

Oliver Cook – BLes.com