Las autoridades internacionales de Occidente están preocupados no por las violaciones de derechos humanos, arrestos y ejecuciones arbitrarias o el sistema dictatorial que impusieron los talibanes, si no que no sean inclusivos con las mujeres y homosexuales.

Mientras el nuevo régimen talibán promueve la dictadura teocrática, asesina a opositores políticos y a minorías religiosas, y viola los derechos humanos, las dos máximas potencias occidentales, Estados Unidos y la Unión Europea, solo están preocupados por la falta de inclusividad en el nuevo gobierno.

“No parece la formación inclusiva y representativa de la rica diversidad étnica y religiosa de Afganistán que esperábamos ver y que los talibanes habían prometido estas últimas semanas”, dijo el portavoz de la Unión Europea en un comunicado este miércoles.

Desde Europa, habían puesto cinco condiciones básicas para reconocer a la nueva dirigencia talibán, y una de ellas era que pongan un cupo para las mujeres y homosexuales. “La formación de un gobierno de transición inclusivo y representativo mediante negociaciones es uno de los cinco pasos fundamentales que esperamos que los talibanes cumplan”, aseguró el portavoz.

Mientras tanto, el Talibán segrega a las mujeres en las escuelas, universidades y en la oficina. Las obliga a utilizar el burka afuera de sus casas, y solo pueden salir de su hogar acompañadas de un hombre, que sea su marido, hermano o padre.

Los cancilleres de la Unión Europea definieron la semana pasada una serie de condiciones para normalizar relaciones con Kabul, y la formación de un gobierno que represente la diversidad afgana era una de ellas, en particular con la participación de mujeres.

El nuevo gobierno no tiene ni una sola mujer: lo obvio que sorprende al progresismo ignorante
Los talibanes presentaron el martes parte del nuevo gobierno, que será dirigido por Mohammad Hasan Akhund. El cofundador de los talibanes Abdul Ghani Baradar -quien lideró las negociaciones con Estados Unidos en Catar -después de que Washington presionara a Pakistán para que lo sacara de la cárcel- será el número 2 del nuevo gobierno.

También formarán parte del gobierno el mulá Yaqub, hijo del fallecido mulá Omar, fundador del movimiento, que será ministro de Defensa; y Sirajuddin Haqqani, jefe de la temida red Haqqani, que ostentará la cartera de Interior.

Amir Khan Muttaqi, uno de los negociadores talibanes de Doha, será el nuevo ministro de Relaciones Exteriores.

El gobierno de Estados Unidos ya expresó su preocupación por la composición del nuevo gobierno talibán y su secretario de Estado, Antony Blinken, conversará este miércoles desde Alemania con sus aliados de 20 países sobre este ejecutivo en Afganistán.

Fuente: Derechadiario.com.ar