Un informe de una comisión del bloque europeo argumenta que memes como “Pepe the Frog” o los perros con anteojos son una manera de promover la radicalización hacia la derecha, y recomiendan a los gobernantes de Europa empezar a censurar el Internet.

La Unión Europea (UE) publicó un informe esta semana titulado “Ya no es más gracioso: El uso del humor de la extrema derecha“, donde listan una serie de “chistes peligrosos”, intercambio de memes, y algunas frases específicas que podrían ser una señal que “alguien en tu entorno se está convirtiendo en un extremista de derecha“.

“Este documento analiza cómo funciona el humor como un factor potencial en términos de influir en la violencia de extrema derecha“, arranca el informe de 18 páginas que fue elaborado junto a la organización de extrema izquierda Radicalization Awareness Network (RAN).

El objetivo de este delirante documento es informar a los gobernantes europeos ante qué situaciones podrían actuar en redes sociales y en el Internet en general para “evitar la radicalización de ideas“. Los burócratas europeos están preocupados acerca de de “cómo el humor de derecha está modificando el mundo y la visión de la sociedad“.

“El humor se ha convertido en un arma central de los movimientos extremistas para subvertir sociedades abiertas y reducir el umbral hacia la violencia”, afirman. “Especialmente en el contexto de una reciente ola de ataques terroristas de extrema derecha, somos testigos de formas ‘lúdicas’ de comunicar ideologías racistas“.

Una parte importante del documento está destinada a analizar los memes de la derecha y cómo supuestamente son indicativos de racismo. Según la Unión Europea, la extrema derecha “invirtió mucho tiempo y energía en la producción de memes” para “difundir su ideología“, a pesar de que el humor en Internet es algo orgánico no-centralizado.

Una vez más, los gobernantes fallan en entender el movimiento populista de derecha que se convirtió en una fuerza política considerable desde la llegada de Donald Trump al poder en Estados Unidos y del Brexit en el Reino Unido.

Algunos de los memes supuestamente racistas cooptados por extremistas a los que la Unión Europea hace referencia incluyen al “Wojak meme“, el “Dog meme” y el “Pepe the Frog meme“. Por ejemplo, se dice que la caricatura de la rana Pepe fue “apropiado” para convertirse en un ícono nazi.

Un informe de una comisión del bloque europeo argumenta que memes como “Pepe the Frog” o los perros con anteojos son una manera de promover la radicalización hacia la derecha, y recomiendan a los gobernantes de Europa empezar a censurar el Internet.

La Unión Europea (UE) publicó un informe esta semana titulado “Ya no es más gracioso: El uso del humor de la extrema derecha“, donde listan una serie de “chistes peligrosos”, intercambio de memes, y algunas frases específicas que podrían ser una señal que “alguien en tu entorno se está convirtiendo en un extremista de derecha“.

“Este documento analiza cómo funciona el humor como un factor potencial en términos de influir en la violencia de extrema derecha“, arranca el informe de 18 páginas que fue elaborado junto a la organización de extrema izquierda Radicalization Awareness Network (RAN).

El objetivo de este delirante documento es informar a los gobernantes europeos ante qué situaciones podrían actuar en redes sociales y en el Internet en general para “evitar la radicalización de ideas“. Los burócratas europeos están preocupados acerca de de “cómo el humor de derecha está modificando el mundo y la visión de la sociedad“.

“El humor se ha convertido en un arma central de los movimientos extremistas para subvertir sociedades abiertas y reducir el umbral hacia la violencia”, afirman. “Especialmente en el contexto de una reciente ola de ataques terroristas de extrema derecha, somos testigos de formas ‘lúdicas’ de comunicar ideologías racistas“.

También le recomendamos: Esta reconocida marca alimenticia fabricará carne cultivada en laboratorio (Video)

Ad will display in 09 seconds

Una parte importante del documento está destinada a analizar los memes de la derecha y cómo supuestamente son indicativos de racismo. Según la Unión Europea, la extrema derecha “invirtió mucho tiempo y energía en la producción de memes” para “difundir su ideología“, a pesar de que el humor en Internet es algo orgánico no-centralizado.

Una vez más, los gobernantes fallan en entender el movimiento populista de derecha que se convirtió en una fuerza política considerable desde la llegada de Donald Trump al poder en Estados Unidos y del Brexit en el Reino Unido.

Algunos de los memes supuestamente racistas cooptados por extremistas a los que la Unión Europea hace referencia incluyen al “Wojak meme“, el “Dog meme” y el “Pepe the Frog meme“. Por ejemplo, se dice que la caricatura de la rana Pepe fue “apropiado” para convertirse en un ícono nazi.

En recomendaciones para abordar este supuesto extremismo en el humor, la Comisión aboga por la eliminación de las plataformas de las cuentas de las redes sociales de quienes publiquen este contenido y crear organismos que monitoreen las redes sociales para “poner en cuarentena” el extremismo.

“Una vez que se establece la alfabetización sobre los fundamentos extremistas del humor estratégico, el siguiente paso es monitorear de cerca la dinámica en torno a las culturas de memes de extrema derecha”, recomienda el informe. “Las culturas en línea se convierten rápidamente en movimientos extremistas, como se ve en la secta de la conspiración en torno a QAnon y la milicia antigubernamental en los Estados Unidos conocida como Movimiento Boogaloo“.

En la sección de “recursos” al final del informe, se enumeran varios sitios web utilizados como fuente, incluidos Urban Dictionary, Tech Against Terrorism, Meme War Weekly, KnowYourMeme y CARR Guide to Online Radical-Right Symbols, Slogans & Difamations.

Los autores del informe son los izquierdistas Reem Ahmed, una investigadora alemana de la Universidad de Hamburgo, candidata a PhD, y Maik Fielitz, otro alemán becario de doctorado que estudia “movimientos de extrema derecha, culturas digitales y activismo en línea” en el Instituto por la Democracia y la Sociedad Civil.

Llama la atención que no hay una referencia al extremismo de izquierda en ninguna parte del informe y sólo se pide censura para quienes promuevan el humor de “extrema derecha”.

Fuente: Derechadiario.com.ar