Redacción BLesEl Parlamento de la Unión Europea aprobó el jueves un documento radical a favor del aborto, el cual aumenta la presión sobre los países de la comunidad para que legalicen la matanza de bebés no nacidos en abortos sin límites de gestación ni causa y obliguen a los trabajadores médicos a participar de las prácticas.

Según un informe de la Agencia Católica de Noticias, los miembros del Parlamento Europeo votaron 378-255 a favor del Informe Matić después de un intenso debate que incluyó dos intentos de bloquearlo y varias propuestas alternativas que fueron rechazadas. 42 miembros adicionales se abstuvieron de votar.

El informe Matić insta a los países de la UE a reconocer que todos los derechos y la salud sexual y reproductiva (SDSR), incluido el acceso legal y seguro al aborto, la anticoncepción moderna, el tratamiento de fertilidad y la atención de maternidad, son derechos humanos que no pueden ser violados. 

Respecto al aborto, el informe puntualiza describiéndolo como “atención médica esencial” y aboga claramente por su expansión. También condena los derechos de conciencia de los trabajadores médicos, presentando su negativa a ayudar a abortar a los bebés no nacidos como una “negación de atención médica”.

La mayor parte de los países europeos tiene límites más estrictos sobre el aborto que los EE. UU., aunque la mayoría de los miembros de la UE ya permite abortos sin límites durante el primer trimestre y, a veces, hasta el segundo.

Algunos países miembro de la comunidad tienen legislaciones que permiten que sus gobiernos utilicen fondos provenientes de los contribuyentes y sean utilizados para financiar la matanza de bebés no nacidos en abortos. Algunos países incluso tienen protecciones muy limitadas para los médicos y enfermeras que se oponen a participar en estos asesinatos. 

Le recomendamos: VIRUS y BACTERIAS, ARMAS biológicas: ATERRADORAS declaraciones de un experto militar chino

Ad will display in 09 seconds

El hecho que la UE publique este documento, apunta justamente a influir sobre aquellos países que aún tienen restricciones frente a la avasallante industria del aborto. 

La oposición a la resolución radical a favor del aborto vino de todo el continente. Los defensores de la vida en Polonia, España, Eslovaquia, Francia, Malta y otros países advirtieron que el informe amenaza los derechos humanos básicos y la soberanía de países individuales.

Las eurodiputadas de Polonia y España, Jadwiga Wiśniewska y Margarita de la Pisa Carrión, criticaron el informe por su sesgo a favor del aborto, contra la mujer y contra el niño, informó Politico. En una opinión escrita, dijeron que el informe insta a las mujeres a “dar la espalda a la fertilidad y la maternidad”.

“Trata al aborto como un supuesto derecho humano que no existe en el derecho internacional”, continuaron. “Se trata de una violación de la Declaración Universal de Derechos Humanos y de los principales tratados vinculantes, así como de la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y del Tribunal de Justicia de la Unión Europea”.

Las resoluciones del Parlamento Europeo no tienen valor legal vinculante, pero establecen un fuerte antecedente e impone presión sobre los gobiernos para tomar sus decisiones. Sobre todo en los países más dependientes de Europa.

Grégor Puppinck, director general del Centro Europeo para el Derecho y la Justicia, sugirió que la millonaria cadena de abortos a nivel mundial, Planned Parenthood, está detrás del informe y su implementación, dijo en diálogo con la Agencia Católica de Noticias.

El aborto es una industria millonaria con un poder de influencia en crecimiento cada vez más evidente, desde hace varios años este negocio pretende presentarse como un promotor de los derechos humanos y sobre todo de las mujeres, cuando en verdad lo unico que esconde son sus espurios intereses económicos y de poder. Y al mismo tiempo que promociona su actividad, pide subsidios a los gobiernos para difundir sus prácticas abortivas.

Andrés Vacca– BLes.com