La medida podría llevar a que los países de Europa entren en guerra con Rusia, debido a un artículo del Tratado de Lisboa que convierte a la Unión Europea en una alianza defensiva.

Los países de la Unión Europea acordaron este lunes iniciar el proceso para que Ucrania, Moldavia y Georgia se puedan convertir en miembros del bloque político-económico. Los tres países habían hecho la petición a Bruselas la semana pasada, justificándose en que la amenaza de Rusia se ha materializado con la invasión del territorio ucraniano.

Según informó en su cuenta oficial de Twitter el gobierno de Francia, actual presidente pro-tempore de la Unión, los 27 miembros pidieron hoy a la Comisión que dé el primer paso en la adhesión de estos países, elaborando el informe necesario para iniciar los trámites.

“Acuerdo para invitar a la Comisión Europea a presentar una opinión sobre cada una de las solicitudes de adhesión a la UE presentadas por Ucrania, Georgia y Moldavia”, señaló el tuit, tras una reunión de los embajadores de los 27 miembros ante las instituciones comunitarias, en la que analizaron la cuestión.

Cabe recordar que según el artículo 42.7 del Tratado de Lisboa, documento organizativo de la Unión Europea, los países miembro deben defender militarmente a otro miembro que sea atacado. Por lo que la integración de estos países al bloque llevaría a la Unión Europea a la guerra con Rusia.

 

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelénski, fue el primero en iniciar el trámite, firmando la petición de adhesión a la Unión la semana pasada, pocos días después de la invasión rusa, que inició el 24 de febrero.

Si quieren demostrar que están con nosotros, apurarán el trámite y nos permitirán ingresar antes que Rusia acabe con nosotros“, dijo Zelénski en una videoconferencia ante el Parlamento Europeo el día siguiente al anuncio.

Al día siguiente, Moldavia y Georgia, dos países que también están bajo amenaza de invasión de Rusia, siguieron sus pasos. Moldavia es un país vecino de Ucrania, que actualmente tiene una región conocida como Transnistria, donde existen guerrillas separatistas que piden la independencia. Respondiendo a este pedido, Rusia envió tropas a este territorio en 2005 y desde entonces se ha convertido en un enclave militar ruso.

Por su parte, Georgia ya fue víctima de una invasión en 2008. Cuando nuevamente bajo la excusa de reconocer la independencia de un territorio dentro del país en cuestión, lanzaron una invasión a gran escala. En aquél entonces, Putin logró quedarse con Abjasia y Oseta del Sur, territorios que permanecen ocupados hasta el día de hoy.

El Ejecutivo europeo elaborará ahora un informe en el que valorará si los gobiernos con sede en Kiev, Chisinau y Tbilisi cumplen los criterios para convertirse en países candidatos a entrar al bloque, entre ellos, el respeto a los valores fundamentales de la Unión, la existencia de instituciones estables que garanticen la democracia, así como de una economía de mercado.

Cuando Bruselas termine su valoración, que supone el primer paso de un proceso que suele durar años, los países de la Unión Europea deberán aprobarlo por unanimidad y solo entonces podrían empezar las negociaciones de adhesión. De todos modos, tanto Zelénski como Maia Sandu y Irakli Garibashvili pidieron que la adhesión sea de emergencia, ante la “inminente” invasión rusa.

La presidente de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, aseguró la semana pasada que “todavía hay un camino por delante” para culminar con éxito este proceso de ampliación, pero que ella quiere que ingresen antes de mayo.

A día de hoy hay TurquíaSerbia y Montenegro están en negociaciones con Bruselas para entrar en la Unión Europea, y deberían tener prioridad para ingresar antes que estos países que recién por primera vez firmarlo la adhesión la semana pasada, algo que el presidente turco recordó este fin de semana.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.