Redacción BLesLíderes de la Unión Europea, entre ellos la presidente Úrsula von der Leyen advirtieron este miércoles 7 de julio a Hungría que tomarían acciones legales en su contra y que incluso retendrían los fondos para ayudar con la pandemia si no daba un paso atrás con la ley contra la pedofilia que entrará en vigencia este jueves 8 de julio.

Von der Leyen, presidente de la Unión Europea dijo: “Es una vergüenza esta legislación… Es algo que va en contra de los valores de la Unión Europea”.

Por su lado, Bruselas advirtió que está considerando tomar acciones legales y considerando retener los fondos para aliviar la pandemia si es que Hungría no revierte su decisión de implementar la ley.

“Si Hungría no rectifica la situación, la Comisión utilizará los poderes de que dispone como guardiana de los tratados”, dijo von der Leyen ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo.

El gobierno conservador de Viktor Orbán, aprobó la Ley contra la pedofilia, la cual prohíbe la promoción o exhibición de material homosexual a niños menores de 18 años en escuelas, en películas y en medios de comunicación.

Líderes de la comunidad europea encuentran que la ley conflictúa con la aceptación de la homosexualidad y consideran que los estigmatiza.

“Europa nunca permitirá que se estigmatice a una parte de nuestra sociedad, ya sea por su amor, su edad, su etnia, sus opiniones políticas o sus creencias religiosas”, dijo von der Leyen.

No obstante, el gobierno de Orbán continúa resistiendo a las amenazas de los líderes europeos y tildaron la presión como una ‘campaña sin precedentes’ para interferir con los asuntos domésticos de Hungría.

“No importa que Bruselas quiera dejar entrar a los activistas LGBTQ en las guarderías y escuelas, nosotros nos negamos a ello”, dijo Gergely Gulyas, jefe de gabinete de Orbán en una rueda de prensa en Budapest.

La Unión Europea ha intentado antes castigar a Hungría quitándole el derecho a votar por sus posturas conservadoras, pero no consiguió los votos necesarios ya que cuenta con el apoyo de otro gobierno conservador y nacionalista como el de Polonia.

El ministro de educación de Polonia incluso fue tan lejos como para decir que la ley era tan buena que debería aplicarse en todo el territorio polaco.

Además de Polonia, el primer ministro de Eslovenia, que asumió la presidencia rotatoria de la comisión europea, dio a entender en recientes declaraciones que podría llegar a apoyar a Hungría en su disputa.

Le recomendamos: Robert Kennedy Jr. ADVIRTIÓ sobre la agenda de las Big Pharma para esclavizar a la humanidad

Ad will display in 09 seconds

“Hay diferencias que deben tenerse en cuenta y respetarse y creo que hay una clara división entre las competencias nacionales y europeas”, dijo el esloveno. También hizo hincapié en que los valores europeos son percibidos de manera diferente entre los diferentes estados de la UE.

Se suman al apoyo el eurodiputado francés Nicolas Bay, del partido de la Agrupación Nacional de Marine le Pen, quien calificó de “escandaloso” el hecho de que se haya criticado tan fuertemente a Hungría por la ley contra la pedofilia.

“Hungría quiere proteger a sus hijos contra el engaño de la teoría de género. Budapest tiene razón”, dijo Nicolás Bay.

De los 27 miembros del bloque, 17 – entre ellos Alemania, Francia, España e Italia, firmaron una carta repudiando el gobierno de Orbán y el primer ministro húngaro ha soportado gran presión para mantener sus convicciones.

Se espera que este jueves voten para quitarle los fondos destinados a aliviar los estragos de la pandemia si es que Hungría continúa firme con la ley contra la pedofilia.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com