Powell prometió tomar “todas las medidas necesarias” para contener el alza de precios, y aseguró que es posible lograrlo sin incurrir en una recesión. La inflación anual de Estados Unidos es la más alta en 40 años.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reiteró su agenda por el endurecimiento de la política monetaria. Tras los anuncios del Comité Federal de Mercado Abierto de la FED, la tasa efectiva de los fondos federales trepó del 0,08% al 0,33%, un total de 25 puntos básicos.  Por su parte, el límite superior del rango objetivo de los fondos federales pasó del 0,25% al 0,5%.

Pero la brecha entre las tasas de interés de referencia y la tasa de inflación interanual sigue siendo abrumadora. Los precios subieron un 0,8% solamente en el pasado mes de febrero, y la inflación interanual de Estados Unidos llegó al 7,9% en ese mismo mes. Esta cifra es la más alta registrada desde enero de 1982, cuando la inflación llegaba al 8,3% interanual.

Incluso las propias estimaciones de la FED refieren a una tasa de política monetaria situada en el 2,3% anual para diciembre de este año, mientras que la inflación esperada para el término del 2022 es del 5,1% anual según los analistas de Bloomberg.

Powell aseguró que las tasas de interés tienen un sendero irremediablemente alcista, que se mantendrá de forma persistente hasta volver a conseguir una relativa estabilidad de precios. A estos propósitos no solamente se tiene en consideración la inflación interanual absoluta, sino también la “inflación núcleo”, que no tiene en cuenta los precios de la energía y los alimentos por ser considerados precios volátiles.  

El presidente de la Reserva Federal minimizó el riesgo de una recesión en el corto plazo, y alegó que Estados Unidos experimentó tres distintas situaciones históricas en las cuales el alza de la tasa de política monetaria no generó una recesión inmediata: esto ocurrió en 1965, 1984 y 1994.

Además, Powell y el Comité de la FED resolvieron que se producirán aumentos de 25 puntos básicos conforme se considere necesario, en las sucesivas reuniones de la autoridad monetaria. Es decir, el alza de la tasa de interés de referencia tendrá un ritmo de aumento similar al que hubo entre 2004 y 2005.

La inflación de Estados Unidos núcleo llegó al 6,41% en febrero de este año, el nivel más elevado desde agosto de 1982. Sea cual sea el indicador seleccionado para medir la inflación, la conclusión es unánime: los precios estadounidenses aumentan al ritmo más alto de los últimos 40 años.

“Si concluimos que es apropiado actuar de manera más agresiva elevando la tasa de los fondos federales en más de 25 puntos básicos en una reunión o reuniones, lo haremos. Y si determinamos que necesitamos endurecernos más allá de las medidas comunes de neutralidad y adoptar una postura más restrictiva, también lo haremos”, concluyó Powell terminantemente.

Después de las duras críticas hacia su administración, Powell admitió la necesidad de endurecer rápidamente la política monetaria para evitar quebrar el “ancla de expectativas” heredado del programa de estabilización de Volcker. De quebrarse la confianza y verse erosionada la demanda de dinero, las medidas requeridas para consolidar la estabilización podrían ser mucho más severas.

Está aumentando el riesgo de que un período prolongado de alta inflación pueda hacer que las expectativas a largo plazo aumenten incómodamente, lo que subraya la necesidad de que el Comité actúe con rapidez como lo he descrito”, admitió Powell ante las críticas contra su política monetaria.

Fuente: derechadiario.com.ar

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.