Redacción BLes – Tiempo atrás, Henry Kissinger, con su habitual sarcasmo, dijo algo así como que “cuando la OTAN aprieta un botón, sale disparado un misil. Cuando la Unión Europea aprieta un botón, sale un comunicado”.

Pero ya no es así.

Basta ver el larguísimo comunicado final tras la cumbre del 14 de junio de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte).

Lejos quedaron aquellos concisos y comprometedores primeros comunicados con los que la OTAN arrancó su andadura.

Esta vez hay cerca de 80 párrafos repletos de palabrería huera y ambigüedades. Cuando no crasos errores.

No olvidemos que fue la amenaza soviética la que dio pie a la creación de la OTAN y la Alianza transatlántica siempre nos recuerda que es la alianza militar más fuerte y exitosa de la Historia.

Pero, para su desgracia, dicha afirmación no pasa el más mínimo escrutinio.

Ad will display in 09 seconds