Redacción BLes– El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, declaró que la alianza militar occidental aumentaría la ayuda militar a Ucrania ante la invasión rusa, y pidió a China que se abstuviera de apoyar el esfuerzo bélico de Rusia y promoviera, en cambio, una resolución pacífica.

El 24 de marzo, durante una cumbre de la OTAN en Bruselas sobre la guerra en Ucrania, Stoltenberg declaró: “Los líderes de la OTAN acordaron que debemos prestar y prestaremos más apoyo a Ucrania. Seguiremos imponiendo costes sin precedentes a Rusia. Y reforzaremos la disuasión y la defensa aliadas”.

Los Jefes de Estado y de Gobierno de los 30 Aliados de la OTAN también emitieron una declaración en la que decían que “En respuesta a las acciones de Rusia, hemos activado los planes de defensa de la OTAN, desplegado elementos de la Fuerza de Respuesta de la OTAN y colocado 40.000 soldados en nuestro flanco oriental, junto con importantes activos aéreos y navales, bajo el mando directo de la OTAN y con el apoyo de los despliegues nacionales de los Aliados”.

Además, según Stoltenberg, los aliados acordaron suministrar equipos para ayudar a Ucrania contra las amenazas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares.

Stoltenberg también nombró a China en su discurso, diciendo: “China no debe proporcionar apoyo económico o militar a la invasión rusa”. Además, pidió a Beijing que “utilice su importante influencia sobre Rusia. Y promover una resolución inmediata y pacífica”.

Cuando se le preguntó cómo reaccionaría la OTAN si China apoyara a Rusia económica o militarmente, Stoltenberg respondió: “Nuestro mensaje a China es que debe unirse al resto del mundo y condenar claramente la brutal guerra contra Ucrania y no apoyar a Rusia ni con apoyo económico ni con apoyo militar”.

 Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.