La organización izquierdista anti-Trump Human Rights Watch, que dice defender los derechos humanos, acusó a Israel de “racista”. El director ejecutivo es amigo y socio de Soros y el principal asesor de la investigación es un ex-terrorista palestino de ideología comunista.

La organización de izquierda Human Rights Watch, que acusó hace pocos meses a Trump de no importarle los derechos humanos, ahora carga contra Israel acusándolo de “racista” y de hacer un apartheid contra los palestinos, difundiendo en Twitter un vídeo lleno de fake news elaborado por dos investigadores con lazos con el terrorismo palestino.
 
HRW, como se la abrevia, nació como organización independiente y sin afiliación partidaria, pero hoy en día no podría estar más lejos de esto, siendo que la gran parte de su staff está ligado a movimientos y partidos de izquierda y su director ejecutivo, el estadounidense Kenneth Roth, es de izquierda progresista filo-demócrata.
 
Roth, fuertemente polémico, tiene varias acusaciones de parcialidad ideológica contra Israel, contra la derecha y en favor del progresismo y el islam. Este progresismo de la organización claramente se ve impulsado por el magnate globalista de izquierda George Soros, quién donó 100 millones de dólares a su socio y amigo, los cuáles se insertaron en las finanzas de la organización entre 2010 y 2020, a un promedio de 10 millones anuales. 
 
“Esperamos que el ejemplo de George Soros ayude al movimiento a favor de los derechos humanos alrededor del mundo, a motivar a filántropos a invertir en los ideales de los derechos humanos”, dijo Roth.
 
Sin embargo, lo que más ruido puede hacer es la investigación de 2020 del periódico The Intercept, que publicó una donación de 487 mil dólares recibidos por HRW y escondidos por muchos años por Roth. Supuestamente, el donante fue un billonario saudí anónimo y tras las revelaciones, HRW devolvió el dinero. De todas formas, el abogado y jefe del organismo permaneció en su cargo.

Le recomendamos: La LISTA de POLÍTICOS ‘COMPRADOS y PAGADOS’ por SOROS te SORPRENDERÁ

Ad will display in 09 seconds

Otro controversial episodio protagonizado por Roth fue en 2006, cuando Israel estuvo en guerra con el grupo terrorista pro-iraní Hezbollah, y el ya por ese entonces ocupante del cargo actual (lleva más de 2 décadas en el puesto) escribió un extenso documento criticando a Israel por su “excesiva” respuesta.

Inclusive, lejos de aspectos militares, Roth llegó a lo ridículo con tal de intentar defenestrar a Israel en 2015, cuando literalmente atacó a Israel por enviar ayuda humanitaria a Nepal ya que lo vio como una forma de imperialismo, neo-colonialismo e “invisibilización de la crisis humanitaria de Gaza”.
 
Aquí podrán ver el posteo en twitter de Human Rights Watch
 
Tras una completa investigación de la ONG pro-israelí StandWithUs, se pudo encontrar quienes fueron los dos encargados de la investigación, siendo el encargado de la recopilación de información el “investigador” o activista Omar Shakir, de procedencia árabe, que ha apoyado en el pasado un boicot a Israel y promueve el BDS (movimiento anti-israelí izquierdista Boycott, Divestment, Sanctions).
 
Por su parte, el encargado del contenido ideológico y principal asesor de la investigación fue Shawan Jabarin, otro árabe, que no solo apoya al BDS y es enemigo de Israel si no que ha sido condenado en el pasado por la justicia estadounidense por reclutar y entrenar terroristas de la organización comunista marxista palestina Frente Popular para la Liberación de Palestina, a la cual sigue apoyando.

A su vez, entre el staff importante según la propia HRW se encuentran:

  • Jan Egeland: Director Adjunto y Director de HRW Europa. Miembro del Consejo Noruego de Refugiados, organización que promueve la inmigración masiva de musulmanes a Europa. Ex-figura importante del Partido Laborista noruego, de tendencia socialista. Opositor al gobierno israelí de Netanyahu.
  • Minky Worden: Directora de Medios. Feminista y ex-asesora del anti-china Partido Democrático de Hong Kong, de centro-izquierda progresista socioliberal.
  • Scott Long: Director del Área de Derechos de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgéneros de HRW. Reconocido activista del lobby LGBT. Opositor a los gobiernos derechistas de Rusia y Polonia, a los cuales acusa de ultra-conservadores.
  • Joe Stork: Asesor y staff importante. Activista anti-Israel de larga trayectoria. Histórico militante del comunismo estadounidense. Pro-Masacre de Munich contra civiles israelíes. Apoyó y asistió a conferencias del ex-dictador iraquí Sadam Hussein.
  • Sarah Leah Whitson: Directora de las Secciones de Medio Oriente y África del Norte de HRW. Acusada de manipulación contra Israel. Defensora de la Autoridad Nacional Palestina. Lazos con el Consejo de la Shura saudí, que impulsa la aplicación de leyes radicales islámicas en el mundo occidental.
  • Tae-Ung Baik: Consultor de Investigación. Ex-líder de la Liga Socialista Laborista de Corea del Sur.
Fuente: derechadiario.com.ar