Redacción BLes – Una valiosa estatua milenaria de un monje budista, robada en 1995, fue encontrada en los Países Bajos 20 años después. La estatua es del sureste de China, y el proceso para devolverla sigue en disputa.

La estatua pertenece a un monje budista llamado Zhang Gong, también conocido por su nombre artístico Liuquan; vivió en la antigua Dinastía Song, hace más de 1000 años.

Cuando falleció a los 37 años, la aldea de Yangchun, ubicada en la provincia de Fujian, China, esculpió su imagen y lo veneró.

Las imágenes de una tomografía computarizada muestran al cuerpo de Zhang Gong, sin todos los órganos internos, sentado dentro de la estatua lacada en oro, que mide 1.2 metros de altura y pesa 50 kilos.

Cabe aclarar que no se trata de una momia dentro de una estatua, sino de un cuerpo no descompuesto.

Mira el informe completo en el siguiente video

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.