Redacción BLes– La mayoría de los canadienses apoyan el boicot a los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022 debido al historial de abusos de los derechos humanos por parte de China y a la gran preocupación por la seguridad de los atletas que participan en las Olimpiadas, según una nueva encuesta.

Según una encuesta realizada por la empresa Research Company, con sede en Vancouver, el 56% de los canadienses apoya el boicot a los Juegos Olímpicos.

El presidente de Research Co., Mario Canseco, dijo que los resultados de la encuesta muestran que el público canadiense no ha cambiado sus opiniones negativas hacia el Partido Comunista Chino (PCCh) hasta ahora.

Canseco declaró al Toronto Star que la mayoría de la gente quiere boicotear los Juegos Olímpicos. Pero el 56% de la gente dice que hay que hacer algo más significativo.

Los datos indican que el 70% de los canadienses están preocupados por la seguridad de los atletas del país cuando viajan a China para competir en los Juegos Olímpicos.

Casi tres cuartas partes de los canadienses (o el 74%) piensan que los atletas tienen la libertad de boicotear los Juegos Olímpicos para protestar contra los abusos de los derechos humanos en China, y el 71% cree que el Comité Olímpico Internacional no debería castigar a los que se manifiestan.

Entre los grupos étnicos sometidos a la persecución de los derechos humanos por parte del PCCh se encuentran los musulmanes uigures, los tibetanos, los practicantes de Falun Gong y los activistas prodemocráticos de Hong Kong.

Después de que el primer ministro Justin Trudeau anunciara que Canadá boicotearía los Juegos Olímpicos, los canadienses respondieron de otras maneras para protestar contra los abusos de los derechos humanos del PCCh. Al mismo tiempo, expresaron su apoyo al boicot de las Olimpiadas.

El 45% de los encuestados dijo que se abstendría de ver las transmisiones del evento.

Los consumidores canadienses también protestan por las violaciones de los derechos humanos por parte del PCCh, lo que se refleja en acciones como que el 68% de los canadienses afirman comprobar las etiquetas “todo el tiempo” o “la mayoría de las veces” para ver dónde se fabrican los productos que compran. Si es chino, no lo compran.

La encuesta de Research Co. se realizó en línea del 4 al 6 de diciembre entre 1.000 adultos canadienses. El margen de error es de +/- 3,1%.

BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.