Redacción BLes – Una niña de 11 años se ha convertido en la madre más joven en el Reino Unido.

La niña tan solo tenía 10 años cuando recibió la noticia, y estuvo embarazada durante más de 30 semanas antes de dar a luz con éxito a principios de junio de 2021. El bebé goza de buena salud y está temporalmente al cuidado de profesionales de la salud primaria.

“Se trata de la madre más joven de la que he tenido noticia”, dijo la doctora Carol Cooper según el New York Post.

Cooper sospecha que podría haber una relación entre la obesidad y el creciente número de nacimientos de adolescentes que se registran. Aunque la edad media a la que una niña comienza la pubertad es de 11 años, el proceso puede producirse en cualquier momento entre los 8 y los 14 años.

“El peso afecta a muchas hormonas”, explica. “Como los niños tienen más peso, la pubertad se produce antes hoy en día”.

Sin embargo, la doctora no recomienda buscar deliberadamente un embarazo en la adolescencia porque puede causar una serie de problemas de salud.

“Existe un mayor riesgo de que el bebé nazca con bajo peso, preeclampsia, parto prematuro y muchas infecciones”, dijo según el diario Sun.

La colegiala, que es demasiado joven para ser identificada, sorprendió a muchos de sus familiares cuando se descubrió que estaba embarazada.

“Alrededor de uno de cada 2.500 nacimientos corresponde a alguien que no sabe que está embarazada [o lo ha ocultado]”, dijo Cooper según el periódico.

El Departamento de Salud y Asistencia Social y la policía están investigando las circunstancias en las que la chica se quedó embarazada.

No es la primera vez que se registra un embarazo adolescente que bate el récord. La anterior poseedora del récord fue Tressa Middleton, que tenía 12 años cuando dio a luz en 2006.

El Reino Unido tiene una de las tasas más altas de embarazos y abortos en adolescentes en comparación con Europa Occidental.

Según cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales, la tasa media de embarazos de adolescentes en Inglaterra y Gales era de 23,3 por cada 1.000 mujeres de entre 15 y 17 años. Hubo un total de 5.740 embarazos de menores de 18 años en los tres meses hasta junio de 2014, frente a los 6.279 del mismo periodo de 2013.

En 1999, el entonces gobierno del Partido Laborista, de tendencia izquierdista, puso en marcha una Estrategia de Embarazo Adolescente para Inglaterra, de 10 años de duración, con el fin de reducir a la mitad la tasa de concepción de las menores de 18 años.

La estrategia incluía educación sexual y de relaciones, acceso a anticonceptivos eficaces, apoyo coordinado a los padres jóvenes y una campaña de comunicación dirigida tanto a los jóvenes como a los padres.

Esto redujo constantemente la tasa de concepción de menores de 18 años, y la tasa de concepción de menores de 18 años de 2014 fue un 51% inferior a la de referencia de 1998. También hubo un número considerablemente menor de casos en los sectores demográficos de alta pobreza.

El informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) de 2013 “Embarazo en la adolescencia: una revisión de la evidencia” solo apoya procrear en la edad adulta debido a las “consecuencias irreparables” del embarazo en la adolescencia.

También le recomendamos: Lenguaje inclusivo: ¿Un arma del comunismo para destruir occidente? (Video)

Ad will display in 09 seconds

“Viola los derechos de las niñas, con consecuencias que ponen en peligro la vida en términos de salud sexual y reproductiva, y supone un alto coste de desarrollo para las comunidades, sobre todo al perpetuar el ciclo de la pobreza”, señala el UNPFA en el informe.

Los embarazos en la adolescencia también están vinculados a un menor nivel educativo y a la pobreza. En los países más ricos, suele producirse fuera del matrimonio.

Los adolescentes, que están más expuestos a la sexualidad en los medios de comunicación, también tienen más probabilidades de participar en actividades sexuales. Las adolescentes expuestas al “mayor contenido sexual de la televisión tienen el doble de probabilidades” de quedarse embarazadas antes de cumplir los 20 años, según la revista Time.

Kathy Vittetoe – BLes.com