El líder independentista y uno de los criminales más buscados de España iba a ser extraditado desde Italia pero la justicia italiana rechazó la moción: asegura que en Italia no está tipificado el delito de sedición y le pidieron a la justicia europea que se exprese.

El Tribunal de Apelación de Sassari, en la isla italiana de Cerdeña, decidió suspender la orden de detención europea y la solicitud de extradición a España del ex gobernador de Cataluña y líder independentista Carles Puigdemont tras tomarle declaración este lunes, e indicó que estará a la espera de una decisión de la justicia europea sobre su inmunidad.

El tribunal “suspendió el procedimiento a la espera de que se decidan dos cuestiones preliminares ante el tribunal de la Unión Europea: la de su inmunidad y la de la última posición del juez español” sobre la extradición, explicó el abogado italiano de Puigdemont, Agostinangelo Marras.

Así, Puigdemont quedó en libertad a pesar del reclamo del Tribunal Supremo de España, según confirmó el propio líder catalán en un mensaje en redes sociales.

Puidgemont es buscado por la justicia luego de ser removido del cargo de Presidente de la Comunidad de Cataluña, por declarar la independencia unilateralmente de España, un 27 de octubre de 2017, un delito tipificado como sedición. En ese entonces, se fugó a Bélgica donde pidió asilo político como un exiliado.

A pesar de que en Bélgica vive libremente y la policía no puede arrestarlo, la Corte Suprema española ordenó su detención a la Interpol, por lo que fue arrestado cuando viajó a Italia en septiembre.

La orden de detención fue emitida por España en 2019, pero según sus abogados, estaba suspendida a la espera de una decisión del Parlamento europeo sobre un recurso en torno de la inmunidad de Puigdemont. El líder separatista era parlamentario europeo cuando se resolvió su condena, y asegura tener fueros políticos que lo protegen.

Sin embargo, la Eurocámara ya se expresó a principios de año, cuando el 9 de marzo resolvieron con 400 votos a favor, 248 en contra y 45 abstenciones, quitarle la inmunidad a Puidgemont por la gravedad de sus delitos. Los abogados del catalán aseguran que hubo irregularidades en ese proceso de votación y que por lo tanto es nulo, y entre otras cosas, reclama que él no pudo estar presente en la votación por riesgo a ser arrestado.

Tercera detención

La del 23 de agosto fue la tercera vez que Puigdemont es detenido desde que huyó de España. La primera fue en Bruselas, a su llegada, y la segunda en Alemania, en marzo de 2018, donde los tribunales tardaron casi cuatro meses en devolverle la libertad total.

El caso en Cerdeña ocurre en un contexto nuevo, en plena distensión entre Madrid y Barcelona que se tradujo en la concesión en junio del indulto a nueve líderes secesionistas en prisión por parte de Pedro Sánchez, quien necesitaba los votos de los partidos catalanes en el Congreso Nacional para aprobar su presupuesto.

Puigdemont, quien vive en Bélgica desde fines de 2017, es reclamado en España por sedición y malversación de fondos relacionados con el proceso fallido de independencia. En tanto, la sedición, delito del que lo acusa España, no figura en el código penal de Italia, por lo que la justicia italiana requiere que los tribunales europeos se expresen al respecto.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.