Redacción BLes – La política conservadora Nadine Dorries, quien recientemente asumió su cargo como Secretaría de Cultura del Reino Unido, acusó a la izquierda de ‘secuestrar’ las redes sociales y dice que las personas no se atreven a hablar por miedo a que se las censure.

El martes 16 de noviembre, durante su primera entrevista televisiva desde que asumió el cargo de Secretaria de Estado de Digital, Cultura, Medios y Deportes en septiembre de este año, Dorries criticó la ‘cultura de la cancelación’ promovida en las redes por los militantes de izquierda que hacen desvanecer las posibilidades de debates serios, fomentando el miedo.

El mes pasado, el periódico británico The Observer (El Observador), la describió como la “ministra de las guerras culturales”, palabras que en la entrevista a la BBC, ella refutó afirmando: “es lo que otros dicen de mí, no lo que yo digo”.

“A veces creo que tenemos que moderar la condena y el juicio, y valorar y participar un poco más de lo que lo hacemos. Creo que las redes sociales contribuyen mucho a ello”, pero explicó que “la gente tiene miedo por la magnificación en las redes sociales”.

Dorries, que además de política conservadora es escritora novelista y vendió millones de libros, ha recibido todo tipo de comentarios ofensivos luego de que asumió el cargo, los que dijo que eran “para atacar políticamente y nada más”, aunque calificó a algunas reacciones negativas hacia su nombramiento como de “bastante misógina”.

James O’Brien, presentador de la popular estación de radio británica, LBC, declaró el viernes que ella “forma parte del problema del abuso online”.

Mientras que el comediante británico y activista político Mark Clifford Thomas, que era un invitado frecuente en la BBC dijo que había “escrito más libros” de los que había leído.

La funcionaria en 2017, cuando cumplía funciones como parlamentaria representando al Partido Conservador había hecho un tuit en el que expresó que ‘los copos de nieve de izquierda están matando la comedia’, en relación a que no se puede seguir haciendo humor sobre ciertos temas por la corrección política y la ‘cultura de la cancelación’. 

En la entrevista, Dorries defendió sus ‘picantes’ tuits diciendo que estaban dirigidos a aquellos “de la izquierda que se han apoderado de ese espacio”, no a las personas que “sí quieren hablar sobre estos temas con seriedad”. 

También criticó la destrucción de estatuas y otros monumentos conmemorativos históricos por parte de los activistas de la izquierda, alegando que “no se puede, con toda esta cultura de la cancelación, borrar todo como si no hubiera ocurrido y hacer como si no hubiera existido”.

“No se puede borrar nuestra historia, ni la buena ni la mala”, aseguró. 

Dorries creció en una de las zonas más pobres de Liverpool y manifestó que su prioridad es ayudar a los jóvenes de entornos como el suyo a involucrarse en las artes, la cultura y el deporte.

“Esas personas en esos orígenes son de todos los colores y todas las sexualidades, pero ¿estamos cuidando de todos cuando hablamos de diversidad?”, dijo, en lo que podría interpretarse como una ironía dirigida a la izquierda, quienes en su militancia enarbolan las banderas de la diversidad y el igualitarismo. 

Vanesa Catanzaro – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.