Redacción BLes– El Times de India publicó un artículo el viernes sobre el incremento de grandes compañías de ropa que están mudando sus operaciones de China a la India, reportó Breitbart

El ejemplo citado en el artículo es del fabricante de ropa de lujo alemán, Marc O’ Polo, quien realizó un pedido considerablemente grande a un proveedor de la India llamado Varsovia Internacional, en vez su habitual proveedor chino.

“Tenemos un pedido enorme. Es una prueba de fuego para nosotros y para el país. Si la pasamos, se abrirán las puertas para que más marcas mundiales aumenten su abastecimiento de la India”, dijo el propietario de Varsovia International.

“Nuestros compradores nos han dicho que este año el abastecimiento de la India será mucho más alto que el anterior. Sabremos el tamaño real del aumento de los pedidos en un par de semanas. Recién estamos abriendo después de la cuarentena”, dijo un representante de otra empresa de exportación de prendas de vestir, KRP Mills.

El Times de India reportó que la operación de traspaso más grande de China a la India en la industria textil sería la de Carter, una marca de ropa de bebés muy importante que eligió al proveedor SP Apparels de India, para desarrollar una nueva tela. Si SP Apparels logra su objetivo, para lo cual está recibiendo asesoramiento de sus socios en Taiwán y Corea del Sur, además de recibir la ayuda del gobierno indio, será una gran oportunidad para la empresa y para el país, dado que esto abrirá las puertas a que más marcas internacionales se animen a mudar su producción a la India.

La buena noticia para los indios, no es una sorpresa, pues llega en tiempos en los que India está llamando a boicotear a China luego del incidente en la frontera del Himalaya, donde militares chinos masacraron y mataron una decena de soldados indios. 

Pero India no está sola. Aunque bajo dos premisas completamente diferentes, el gobierno de los Estados Unidos también inició un proceso gradual para reducir y eventualmente terminar con la dependencia de China. Mediante incentivos fiscales y con el lema de “América Primero”, el presidente Trump ha motivado a que las empresas de manufactura estadounidenses, muden sus fábricas de China a los Estados Unidos para fortalecer la industria nacional y recuperar puestos de trabajo.

La administración Trump inició este proceso más agresivamente luego de que la pandemia del virus PCCh, dejara expuesta la dependencia de los Estados Unidos con China en lo que se refiere a la industria farmacéutica, aunque durante la guerra comercial con el país asiático que se inició 2018, Trump ya había comenzado a tomar medidas para balancear el comercio con China. De igual modo, el Primer Ministro de la India, Modi, también ha hecho una de sus prioridades no depender de ninguna nación extranjera. 

Por cuestiones asociadas a la seguridad nacional y principalmente por la intensa actividad de espionaje por parte del régimen comunista chino a través de aplicaciones hechas en China, ambos países han tomado medidas similares contra el gigante asiático: India prohibió una serie de dudosas aplicaciones chinas, incluidas la popular app de videos Tik Tok, mientras que en Estados Unidos se acerca la fecha límite para que una empresa estadounidense compre Tik Tok, de lo contrario también sería completamente prohibida de operar en el país. 

Por otro lado, gracias a la presión de los Estados Unidos, Gran Bretaña canceló el contrato que tenía con Huawei para instalar 5G en el Reino Unido, opacando las ambiciones del PCCh por dominar las telecomunicaciones en Europa. 

Los desafíos de India para reemplazar a China en la industria textil

Ante el aumento en la demanda textil en la India, el India Today publicó un informe sobre cuáles serían los grandes desafíos que enfrenta el país para poder reemplazar a China, dado tal escenario.

“El sector textil de la India está plagado por la baja productividad, la maquinaria obsoleta y una estructura arancelaria distorsionada que fomenta la importación de prendas de vestir de alto valor en lugar de telas crudas que puedan convertirse en prendas de valor añadido para el mercado internacional. Los salarios también han aumentado en la India, lo que ha incrementado los costos”, señaló India Today.

“Además, la India sigue centrándose en el tejido de algodón cuando el mundo se está moviendo hacia la fibra sintética que es a la vez conveniente y rentable”, añadió el artículo. El acuerdo alcanzado por SP Apparels de la India con la ropa de bebé de Carter involucra fibras artificiales.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com