Redacción BLes – La isla española de La Palma se vio sacudida por nuevas erupciones de lava en la mañana del miércoles 10 de noviembre, que arrojaron nubes de humo blanco y ampliaron una plataforma de roca volcánica construida por flujos anteriores.

La playa de Los Guirres, uno de los lugares más famosos para practicar el surf en Canarias, se vio afectada por la roca fundida del volcán Cumbre Vieja, que empezó a entrar en erupción a mediados de septiembre.
Al caer rocas de todos los tamaños desde los acantilados, ríos de roca fundida fluyeron hacia el mar, creando un enorme cono de escombros que se elevó desde el océano.

A diferencia de la última vez que la lava llegó al océano, hace poco más de un mes, las autoridades declararon que esta vez no era necesario que los residentes permanecieran en sus casas.

“No son necesarios nuevos confinamientos porque las poblaciones están lejos del punto de contacto con el mar que se produjo anoche”, informó un portavoz de los servicios de emergencia.

Las plantaciones de plátanos cubren gran parte de la región afectada, que está escasamente poblada.

En las primeras fases de la erupción, las autoridades locales temían que la combinación de lava sobrecalentada y agua salada provocara explosiones masivas y liberara peligrosas nubes de gas.

Hace 50 años, un hombre murió por respirar vapores similares durante la última erupción importante en la isla.

Se ha producido una disminución de la actividad sísmica y de las emisiones de dióxido de azufre perjudiciales en los alrededores del lugar de la erupción, según informó el Cabildo de La Palma el martes 09 de noviembre.

Bruce Pie – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.