Redacción BLesSalih Hudayar, el exiliado líder del gobierno del Turquestán Oriental, región a la que el PCCh llama Xinjiang, dijo a Breitbart el pasado fin de semana que el régimen chino toma muy seriamente su relación de amistad con los terroristas talibanes, ya que es crucial para la continuidad de su Iniciativa de la Franja y la Ruta en el Golfo Pérsico. Por tal motivo, dijo, no tiene esperanzas que la organización terrorista se oponga al genocidio que sufren los musulmanes en China bajo el PCCh.

El mega proyecto del régimen chino de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés), es un plan estratégico de infraestructura por el cual el Partido Comunista chino (PCCh), busca obtener la hegemonía global apoderándose de las propiedades de los países a los que les otorga créditos abusivos, que terminan no pudiendo pagar. 

Es así que, en general, los países más pobres pierden sus industrias, sus recursos naturales, sus puntos estratégicos y hasta su soberanía, a causa de la imposibilidad de cumplir con las condiciones de contrato impuestas a largo plazo por el PCCh.

“El papel de Afganistán no puede ser subestimado en lo que respecta a la estrategia de China”, dijo el primer ministro del Gobierno del Turquestán Oriental, Salih Hudayar. 

“Los chinos están construyendo una base naval en el puerto pakistaní de Gwadar, en Baluchistán, con la intención de tener una participación en el Golfo Pérsico. China también está construyendo un moderno aeropuerto en Tashkurgan (dentro de Turquestán Oriental)”, agregó además Hudayar. 

“Si observamos las estaciones de radar en Maldivas y otros lugares, está claro que China está extendiendo su red”, señaló.

A su vez, para Hudayar, si los talibanes quieren mantenerse en el poder, necesitan proveer al pueblo afgano condiciones de desarrollo, y evitar así un nuevo escenario de guerra civil. “Se necesita mucho dinero, experiencia y estrategia para lograr este objetivo”, dijo, y señaló que el único que puede proporcionarlos es el régimen chino.

Esto lo confirma el portavoz talibán, Suhail Shaheen, en una declaración a la cadena gubernamental china CGTN, “Necesitamos la reconstrucción de Afganistán, el pueblo de Afganistán necesita el presupuesto. El [banco central] necesitará el presupuesto”.

Actualmente China está utilizando intensamente el BRI para someter a África, Europa del Este, América Latina y el Sudeste Asiático. Pero sobre Afganistán, el PCCh tiene un especial interés, por la ubicación estratégica que tiene, entre China y Oriente Medio y Europa, para llevar a cabo su plan de colonización, según explicó Breitbart. 

Al mismo tiempo, el régimen chino utiliza estratégicamente en este tipo de negociaciones, el soborno mediante el pago de jugosas sumas de dinero a las élites de los países débiles democráticamente, para que miren para otro lado ante las violaciones a los derechos humanos, lo que facilita la aprobación de sus controvertidos préstamos.

Respecto de esto, Hudayar dijo “Los talibanes ya han dicho claramente que no interferirán en los llamados ‘asuntos internos’ de China en relación con el genocidio uigur”, asegurando que el régimen talibán nunca romperá los lazos con el PCCh debido al genocidio que perpetúa contra los uigures, sino que, por el contrario, seguirá actuando de acuerdo con las demandas chinas como lo viene haciendo.

Vanesa Catanzaro – BLes.com