“Gracias a la alta conciencia política del pueblo seguramente el país supere la emergencia”, ha dicho el líder.

El líder norcoreano Kim Jong-un ha aparecido este jueves utilizando una mascarilla quirúrgica por primera vez desde que comenzó la pandemia de covid-19 en 2020, ya que el pasado domingo se detectó el primer brote de ómicron en la capital, Pyongyang.

La fotografía la ha publicado la TV nacional, KCTV, que muestra al presidente en la sede del Comité Central del partido, en Pyongyang.

Así, tras detectarse el primer brote, Corea del Norte declaró el miércoles el estado de “máxima emergencia”, por lo que el dirigente ha establecido medidas “máximas” de respuesta contra la enfermedad tal y como ha informado la agencia de noticias KNCA.

Entre estas medidas está impedir que nadie entre en el país desde el exterior, reforzar vallas fronterizas, disparar a toda persona que se acerque a la divisoria o desinfectar concienzudamente las importaciones que obtiene de China.

Kim ha subrayado que “gracias a la alta conciencia política del pueblo seguramente el país supere la emergencia” en el primer brote de la COVID-19 desde que Corea del Norte cerró sus fronteras a principios de 2020.

Ha rechazado vacunas

El país norcoreano ha tomado medidas para que los diferentes sectores del país puedan reajustar sus planes de trabajo “de acuerdo con el funcionamiento del sistema anti-epidémico de máxima emergencia”. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó de que Corea del Norte es uno de los dos únicos países -junto a Eritrea- que aún no ha administrado vacunas a su población.

De hecho, el país ha rechazado dos envíos de las vacunas fabricados por AstraZeneca y Sinovac dentro del programa COVAX.

China ofrece su ayuda

Las autoridades de China han expresado este jueves su disposición a ayudar a Corea del Norte a hacer frente a la pandemia de coronavirus después de que el país asiático declarara la “alerta máxima” tras detectar su primer brote.

El portavoz del Ministerio de Exteriores del gigante asiático, Zhao Lijian, ha indicado en una rueda de prensa que “China y Corea del Norte son buenos vecinos y tienen la tradición de cuidarse”.

Así, ha agradecido el “firme apoyo” de Corea del Norte en los peores momentos de la pandemia, Zhao ha manifestado que ahora el Gobierno chino se siente “identificado con la experiencia norcoreana” y los “desafíos a los que tendrán que enfrentarse” casi dos años y medio después de que la pandemia comenzara.

“Como compañeros, vecinos y amigos, China está dispuesta y preparada para apoyar una asistencia completa en la lucha contra el coronavirus”, ha manifestado, según un comunicado del Ministerio.

Fuente: 20minutos.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.