Redacción BLesLas violentas manifestaciones ocurridas en Kazajistán, Asia, contra el alza de más del doble del precio de los combustibles fueron reprimidas por las fuerzas de seguridad del gobierno. Estas afirmaron haber matado a docenas de manifestantes en Almaty, la principal ciudad.

Los enfrentamientos más sangrientos tuvieron lugar ante los intentos de la toma del control de las comisarías, según informes de un portavoz de la policía, de acuerdo con BBC del 6 de enero. 

Estos disturbios fueron generados por el alza en el precio del gas al 140%. El gas es utilizado por el 90% de los vehículos del país. 

Adicionalmente, se registraron otras 1.000 personas heridas, 400 de las cuales están siendo tratadas en el hospital, con 62 de ellas sometidas a cuidados intensivos. También murieron 12  miembros de las fuerzas de seguridad y fueron heridos otros 353.

El presidente, Kassym-Jomart Tokayev, impuso el estado de emergencia en todo el país, incluyendo el toque de queda y la prohibición de celebrar reuniones multitudinarias.

También despidió al expresidente, Nursultan Nazarbayev, que ocupaba un puesto de seguridad nacional, y, además, dimitió todo el gobierno. Simultáneamente, Tokayev acusó a “bandas terroristas” entrenadas en el extranjero de instigar las protestas.

En este contexto, pidió ayuda a una alianza de antiguos estados soviéticos dominada por Rusia, la OTSC, cuyo presidente, Nikol Pashinyan, aceptó enviar fuerzas de mantenimiento de la paz “por un período de tiempo limitado”.

La OTSC se creó hace casi 30 años, justo después del colapso de la Unión Soviética, como una alianza para contrarrestar las amenazas militares externas.

Por su parte, la periodista Hanna Liubakova adjuntó un video a uno de sus tuits, del tiroteo ejecutado por la policía, aparentemente contra los manifestantes.

“Las fuerzas de seguridad armadas están en Almaty. También hay vehículos blindados de transporte de personal, vehículos blindados y camiones militares. La policía local informó que habían muerto decenas de manifestantes”, 

La situación de los residentes es crítica, muchos de ellos tienen miedo de salir a la calle, dada la persistencia de los tiroteos. Asimismo, procuran eludir los numerosos puestos de control y las barreras improvisadas que bloquean la entrada a la ciudad,

Por otro lado, hay grandes colas en las gasolineras, y gran dificultad para comprar alimentos porque los centros comerciales, los supermercados, las cafeterías y los restaurantes están cerrados. La Internet continúa bloqueada, por lo que la gente no puede sacar dinero ni recargar sus teléfonos, de acuerdo con BBC. 

Si bien las manifestaciones han sido reprimidas violentamente, no dejan de inquietar en el contexto internacional por la eventual existencia de otras causas políticas que las puedan haber impulsado, dado que Tokayev aludió a fuerzas extranjeras infiltradas.

De todas maneras se añade a las supuestas amenazas de que Rusia estuviera al acecho de invadir a Ucrania, un tema que no ha dejado de agitar la escena política internacional. 

Es de considerar que los habitantes de Kazajistán profesan la religión musulmana, predominantemente, y que el país limita al oriente con China, una proximidad que tiende a ser conflictiva. Por otro lado, los partidos de oposición han sido prácticamente ahogados por el poderío del gobierno oficial.  

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.