La Casa Blanca anunció este martes que el presidente Joe Biden realizará el mes entrante su primer viaje al Medio Oriente con visitas a Israel, Cisjordania y Arabia Saudita.

Se decidió ir a Arabia Saudí entre el 13 y 16 de julio, a pesar de que, cuando era candidato, Biden calificó al país de “paria” por sus violaciones de DD. HH. y prometió recalibrar las relaciones con él.

El viaje también incluirá la primera escala de Biden en Israel

El viaje, programado del 13 al 16 de julio, también incluirá la primera escala de Biden en Israel como presidente, así como una visita a Cisjordania palestina.

El viaje de Biden culminará con una importante reunión de líderes regionales en Jeddah

Culminará con una importante reunión de líderes regionales en Jeddah, la ciudad portuaria de Arabia Saudita, donde se espera que Biden participe de alguna manera con el príncipe heredero Mohammed bin Salman.

“El presidente espera esbozar su visión afirmativa del compromiso de Estados Unidos en la región durante los próximos meses y años”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, en un comunicado anunciando la visita.

Las agencias de inteligencia estadounidenses han concluido que el príncipe Mohammed probablemBiden se reunirá con el príncipe Mohammed bin Salman, el líder de facto de ese reino, según un funcionario que habló con la prensa a condición de anonimatoente ordenó el brutal asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el 2018.

Tras asumir la presidencia, el gobierno estadounidense dejó en claro que Biden no hablaría directamente con el príncipe sino con el rey, reportó DiariolasAmericas.

Activistas de DDHH y algunos políticos demócratas le advirtieron a Biden que no debería ir a Arabia Saudí

Activistas de DDHH y algunos políticos demócratas le advirtieron a Biden que no debería ir a Arabia Saudí sin conseguir, primero, compromisos de respeto a los derechos, argumentando que ello enviaría el mensaje de que no habrá consecuencias para abusos flagrantes.

Los saudíes han sido acusados de arrestos masivos, ejecuciones y represión violenta de cualquier disenso.

Pero en momentos de alta inflación, un resurgente programa nuclear iraní y temores de que China está proyectando su poder e influencia en el ámbito internacional, el gobierno de Biden ha llegado a la conclusión de que distanciarse de los saudíes, particularmente del príncipe, simplemente no sirve a los intereses estadounidenses.

La Casa Blanca anunció el viaje luego que Arabia Saudita ayudó a persuadir al grupo petrolero OPEP+ a aumentar la producción en 648.000 barriles diarios y accedió a prorrogar una tregua mediada por la ONU en Yemen. Biden calificó de “valiente” la decisión sobre la tregua en Yemen.

El príncipe Mohammed “tuvo un rol protagónico” en lograr la extensión del cese al fuego, dijo el funcionario.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, en un comunicado en que anunció el viaje, dijo que el rey Salman invitó a Biden a visitar Arabia Saudí con ocasión de una reunión en la ciudad de Yida de seis naciones del Concejo de Cooperación del Golfo Pérsico — Bahréin, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos — además de Egipto, Irak y Jordania.

“En Arabia SaudIta, el presidente además hablará de una gran cantidad de temas bilaterales, regionales e internacionales. Estos incluyen apoyo a la tregua mediada por la ONU en Yemen, que es el período de paz más extenso allí desde que estalló la guerra hace siete años”, indicó Jean-Pierre.

Fuente: miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.