Redacción BLes – Luego de que un tribunal determinara que la destitución por poseer imágenes de abuso infantil fue ‘injusta’, la mujer policía de alto rango que alguna vez se proyectó para ser la primera comisionada negra de Scotland Yard (nombre designado a la Policía Metropolitana de Escocia) fue reinstalada.

Tras ser acusada de tener pornografía infantil, la superintendente jefe en funciones Novlett Robyn Williams fue despedida e inscrita en el registro de delincuentes sexuales en 2019.

Según su juicio en Old Bailey, la policía, de 55 años, cometió un “grave error de juicio” al no denunciar un vídeo de pederastia que su hermana le había enviado para que lo examinara.

La señorita Williams negó haber visto el vídeo durante su juicio, aunque los fiscales señalaron que, tras el envío de la grabación, la señorita Williams envió un mensaje de texto a su hermana: “Por favor, llama”.

Williams fue declarada culpable de poseer una fotografía indecente en noviembre de 2019 después de que los fiscales declararan que tenía la responsabilidad legal de denunciar a su hermana por compartir el vídeo.

Fracasó su apelación contra su condena en febrero de este año, y también fue despedida de la Met por negligencia grave.

Después de que un tribunal de apelación de la policía concluyera el miércoles 16 de junio que su despido fue “injusto” e “irrazonable”, la funcionaria de alto rango de Scotland Yard se reincorporará al servicio. La señorita Williams no fue condenada a prisión porque un juez señaló que era una “tragedia total”. Estaba claro que ella no tenía la imagen para la satisfacción sexual.

Estoy muy satisfecha con el resultado de hoy”. La señorita Williams dijo: “Estoy encantada de poder volver al trabajo que me gusta, servir a nuestras comunidades en Londres”.

La policía había tenido una destacada carrera en el servicio de uniforme antes de la acusación, recibiendo la Medalla de la Policía de la Reina en dos ocasiones y decenas de otros honores, incluyendo uno por la lucha contra la actividad de las pandillas.

Victor Marshall, coordinador de normas profesionales de la Asociación de Superintendentes de Policía, declaró: “Hemos seguido apoyando a Robyn desde que se presentaron las acusaciones recibidas. Nos complace que el tribunal de hoy haya acordado que su despido no era razonable a la luz de las complejas circunstancias que rodean su condena”.

Sin embargo, la subcomisaria de la Policía Metropolitana, Helen Ball, se mostró preocupada por el hecho de que, debido a la condena de Williams, “los ciudadanos no tuvieran fe en que la superintendente Williams les protegería ni en la policía”.

También le recomendamos: Madre se enfrenta al consejo escolar por la educación sexual que le están dando a niños de 10 años (Video)

Ad will display in 09 seconds

La primera audiencia por mala conducta de Williams fue dirigida por la Comisaria Adjunta Ball, quien concluyó el año pasado que el “acto vergonzoso” de la policía superior representaba una falta grave y que debía ser despedida sin previo aviso.

Williams ocupaba un puesto de responsabilidad tanto dentro como fuera del servicio, y su falta de actuación fue muy grave. Esto podría haber llevado a un mayor daño a ese niño en el video”. Dijo Ball. ‘Es inaceptable que los agentes de policía que hacen cumplir la ley la incumplan ellos mismos’.

Según la Policía Metropolitana, el tribunal decidió que el despido de la Sra. Williams debía ser sustituido por una advertencia formal final. “Esperamos la sentencia completa. Una vez recibida, estudiaremos el fallo y nos pondremos en contacto con los representantes de la Sra. Williams en consecuencia”, declaró la policía metropolitana.

Amy Laurence – BLes.com