Redacción BLesEl Secretario Jefe del Gabinete de Japón, Matsuno Hirokazu, anunció que su país reforzará las defensas antiaéreas y antimisiles, tras conocerse que el régimen comunista chino había ensayado un misil hipersónico.

Hirokazu también se refirió al régimen chino, señalando que su expansionismo militar por mar y aire preocupa a los países vecinos y al mundo, en una conferencia de prensa citada por NHK del 18 de octubre. 

Asimismo, comentó que Beijing no ha sido transparente con respecto a sus inversiones en armamento nuclear, el cual ha aumentado en cantidad y en calidad. 

De acuerdo con un informe reciente, los servicios de inteligencia estadounidenses se sorprendieron ante la prueba de un misil hipersónico con capacidad nuclear que dio la vuelta al mundo antes de volar rápidamente hacia su objetivo. 

Aunque el misil de prueba falló el encuentro con su objetivo por unos 40 kilómetros, es una muestra del despliegue alcanzado en esa área tecnológica.  Al parecer viaja a unas cinco veces la velocidad del sonido.

Según un funcionario y un experto en seguridad chinos, el vehículo hipersónico de planeo fue lanzado por un cohete Long March utilizado en el programa espacial. Ambas fuentes también confirmaron que la Academia China de Aerodinámica Aeroespacial está desarrollando el arma.

Por otro lado, un funcionario de seguridad nacional asiático dijo que China suele anunciar el lanzamiento de un cohete Long March, utilizado para poner en órbita vehículos hipersónicos, pero ocultaron el lanzamiento de agosto, lo que podría confirmar los señalamientos sobre la falta de transparencia del PCCh aludidas por Hirokazu.

Hirokazu no especificó en qué consistiría el refuerzo que su país realizará. En otro campo, la vertiginosa expansión naval de China ha motivado a Japón a acelerar el crecimiento y la modernización de su propia flota. 

En este sentido, cuenta con buques equipados con poderosos radares como parte de la estrategia para disuadir y derrotar a Pekín.

Para Japón, la reciente escalada de agresiones del Partido Comunista de China (PCCh), que señalan una posible invasión a Taiwán, también se convierte en una amenaza creciente contra su población y territorio. 

En este contexto, Drew Thompson, un antiguo funcionario del departamento de defensa de Estados Unidos con responsabilidad sobre China, dijo que Tokio se ha dado cuenta de que tienen que invertir más en la defensa de los territorios remotos de Japón, que están cerca de Taiwán. 

“Si Pekín utilizara la fuerza contra Taiwán o las [islas] Senkaku, el espacio de batalla no se limitaría a un lugar u otro, sino que abarcaría esencialmente el teatro de operaciones, y el territorio japonés estaría muy implicado en una contingencia en torno a Taiwán en particular”, dijo Thompson.

Y agregó: “Creo que los planificadores militares japoneses reconocen que necesitan más sensores, más tiradores, más sistemas de armas… que puedan negar a un adversario el acceso a su territorio, o aturdir a las fuerzas adversarias si falla la disuasión”.

De hecho, un canal militar del Partido Comunista de China (PCCh) amenazó a Japón con lanzar bombas atómicas, iniciando así una guerra a gran escala, en caso de que intente defender a Taiwán. 

“El PCCh dijo que bombardeará a Japón si  defiende Taiwán. Como Japón es el único país que ha sido bombardeado, al bombardear a Japón se ‘obtendrá el doble del resultado con la mitad del esfuerzo’”, escribió la periodista Jennifer Zeng a través de su cuenta de Twitter, el 13 de julio.

Por su parte, el ministro de Defensa japonés, Nobuo Kishi, criticó al PCCh por intentar cambiar unilateralmente el status quo de la región, de acuerdo con el documento llamado libro blanco de la defensa aprobado por el gabinete.

Japón “nunca aceptará las acciones del PCCh para exacerbar las tensiones en el Mar de China Oriental, el Mar de China Meridional y otras aguas”, dijo Kishi según señaló el medio alternativo Gnews.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.