Redacción BLes – El sábado 14 de diciembre 50 activistas de extrema izquierda irrumpieron en un pesebre viviente para amedrentar con insultos a los niños y al coro en la plaza Saint-Georges de Toulouse, Francia.

El evento navideño fue organizado por la asociación laica “Vivre Noel autrement” (vivir la Navidad de manera distinta) el cual incluía una actuación y una sucesión de coros programados desde las 16:00 hasta las 18:00 horas, pero debido a la situación violenta provocada por el grupo manifestante, el pesebre tuvo que terminar antes de lo previsto.

De acuerdo a La Depeche, mientras que los niños jugaban en la pastoral, los activistas de izquierda los asustaron con gritos e insultos desde los bajos muros que rodean la plaza: “detengan a los fachos”,”fachos, policías”, “somos los anticapitalistas”, vociferaban.

Luego bajaron a la plaza para buscar mayor confrontación con los organizadores del pesebre hasta lograr que se interrumpa el evento. Los niños bajaron del escenario y dos coros quedaron sin cantar. El burro y las ovejas prestados por una granja solidaria volvieron a su lugar y la audiencia mostró señales de disgusto.

Los manifestantes de izquierda no tuvieron en cuenta que con sus agresiones verbales los niños se asustaron y aún así insistieron para que la actividad navideña termine.

Al día siguiente, el arzobispo de Toulouse expresó a través de un comunicado:

El sábado por la noche, unos cincuenta manifestantes interrumpieron, en Toulouse, el pesebre viviente organizado por la asociación laica “Vivre Noël autrement”. Esta alegre demostración en la que se cantan villancicos, belenes interpretados por niños y adultos, ayudados por múltiples animales, no tiene otro propósito que el de dar profundidad a esta celebración. Como arzobispo de Toulouse, deploro que el simple recuerdo del nacimiento de Jesús y de los valores que transmite (acogida de los extranjeros, anuncio de la Paz y signo de la ternura que todos necesitamos) ya no sea respetado en nuestro país e incluso dé lugar a la violencia verbal y física de quienes se erigen en defensores de la libertad. Hago un llamamiento a todos para que defiendan pacíficamente la libertad de expresión y respeten la historia y las tradiciones de nuestro país“.

Asimismo, el alcalde de Toulouse, Jean-Luc Moudenc, condenó el comportamiento irresponsable de los manifestantes desde su cuenta de Twitter el domingo.

Deploro y condeno firmemente el comportamiento irresponsable de los manifestantes ayer, que ha provocado la interrupción del pesebre viviente, en detrimento de los tolosanos. Como cada año, yo había autorizado el evento organizado por la asociación Vivre Noël autrement”, escribió.

A pesar de que Francia adopta una postura laica, los ataques anticristianos se convirtieron en algo común, y desde marzo de este año iglesias católicas fueron profanadas, destrozadas y en llamas. Los militantes anticristianos derribaron cruces, tabernáculos, estatuas e incluso destruyeron la Eucaristía, entre otros actos de violencia, informó Voice of Europe.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds