Redacción BLesItalia, Hungría y Polonia se unen en una nueva alianza patriótica que procura generar otra era de renacimiento en Europa, esta vez al estilo del que motivó el expresidente estadounidense, Donald Trump, por lo que su lema es: “Hacer a Europa Grande Otra Vez”.

Con este propósito se reunieron en Budapest, la capital de Hungría el 1.° de abril, representantes de los tres países tal como lo relata el autor, académico y conferenciante Steve Turley (Doctorado de la Universidad de Durham), en su video 3 días después. 

Los líderes fueron el ex primer ministro italiano Matteo Salvini, el primer ministro de Hungría, Viktor Orban, y el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, quienes debatieron sobre esta alianza política de derechas, basada en valores cristianos, según Turley. 

Su impacto en la Unión Europea está respaldado por los 64 escaños combinados que sus partidos tienen en el parlamento Europeo en Bruselas “considerado realmente el bloque de partidos más influyente y poderoso” en esta institución.

Le recomendamos:

Por su parte Orban delineó el perfil de la alianza, en una declaración realizada a principios del mes pasado, al abandonar al Partido Popular Europeo (PPE), de centro derecha.

El objetivo es “construir una derecha democrática europea que ofrezca un hogar a los ciudadanos europeos que no quieren inmigrantes, que no quieren multiculturalismo, y que no han descendido a la locura LGBTQ”.

Y agregó: “que defienden las tradiciones cristianas de Europa, que respetan la soberanía de las naciones y que ven sus naciones no como parte de su pasado, sino como parte de su futuro”, citó EUObserver. 

Asimismo, Salvini, quien dirige el partido más destacado en su país, La Liga, con el que apoya al actual gobierno de Mario Draghi, también mencionó algunas características de la unión en proceso de estos tres países.  

“Crear una carta de valores compartida, de libertad, de derechos, de principios, de objetivos futuros… será el tema de la reunión con los primeros ministros húngaro y polaco”, declaró el 30 de marzo. 

De esta manera los representantes de los tres países demuestran: “Un compromiso inquebrantable para asegurar las fronteras de cada nación miembro, así como el continente en su conjunto todo”, comentó Turley. 

Quien agregó: “se oponen radicalmente a los procesos de globalización que están sustituyendo las economías locales, las industrias y las empresas por corporaciones transnacionales que no tienen absolutamente ninguna lealtad a la tierra o a la cultura”.

José Hermosa – BLes.com