Redacción BLesTras los contradictorios resultados de la intensa campaña de vacunación de Israel, las autoridades extreman aún más las medidas contra el virus Covid o PCCh (Partido Comunista de China) al escanear genéticamente a los viajeros que lleguen a su aeropuerto internacional, Ben Gurión, ubicado en Tel Aviv. 

“Estamos trabajando en un sistema de escaneo para todos los que llegan a Israel”, dijo el primer ministro, Naftali Bennett, agregando: “Israel se convertirá así en el radar del virus”, de acuerdo con The Times of Israel del 12 de septiembre. 

Esta estrategia se presenta como una respuesta a las previsiones hechas por la ministra de Igualdad Social, Meirav Cohen, quien había advertido acerca de que “la próxima variante llegará a Israel a través de Ben Gurion”.

Todavía no se han compartido más detalles acerca del funcionamiento del sistema, pero se considera un avance frente al planteamiento de que la variedad Delta del virus haya ingresado con los viajeros internacionales llegados al país. 

Israel es uno de los países que registra las más altas tasa de vacunación, con 6.039.846 de los 9,3 millones de ciudadanos vacunados al menos una vez, 5.542.582 vacunados dos veces y 2.841.383 inoculados tres veces, según datos del Ministerio de Sanidad, y reportado por The Times of Israel. 

A pesar de sus avances en la campaña de distribución y aplicación del medicamento contra el Covid, no ha detenido la dispersión de la enfermedad en su población, y las infecciones se presentan en altos porcentajes entre los vacunados. 

Por otro lado, para algunos, la exigencia del “pasaporte Covid -que Israel denomina ‘pase verde’- podría estar vinculado a un eventual régimen de pruebas genéticas forzadas en los puntos de viaje internacionales”, expresa el medio Zerohedge del 13 de septiembre.

Y agrega: “La tecnología, sin duda será enormemente controvertida debido a la preocupación por la privacidad”.

En cuanto al “pase verde”, aunque todavía hay muchas incógnitas sobre las vacunas, y muchas cuestiones prácticas en torno a su aplicación, se presenta como una salida a las cuarentenas y demás restricciones de movilidad impuestas por los gobiernos a sus electores. 

No obstante, en un video filtrado recientemente el Ministro de Salud israelí, Nitzan Horowitz, admite que los pasaportes de vacunas pretenden coaccionar a las personas escépticas a vacunarse. 

Aparentemente, Horowitz no sabía que sus palabras se transmitían en directo a través del Canal 12, mientras se dirigía a la ministra del Interior, Ayelet Shaked, proponiendo levantar algunas de las restricciones: “Para las piscinas, también, no solo en los restaurantes”.

Las declaraciones de Horowitz estarían contenidas en el video aportado por el medio Disclose.tv en uno de sus tuits, en hebreo.  

“El Ministerio de Sanidad israelí (a la derecha) grabó diciendo al Ministro del Interior (a la izquierda) “no hay ninguna justificación médica o epidemiológica para el pasaporte Covid, solo pretende presionar a los no vacunados para que se vacunen”.

Otro de los videos filtrados que también ensombrece la seriedad del procedimiento seguido en las vacunaciones también procede de Israel. 

“Israel tiene la tasa de vacunación más alta con 3-4 vacunas por individuo solo vacunas Pfizer. Ahora escucha la televisión israelí”, dijo el usuario de Twitter @hobeets.

Y agregó: “Arad Nir tiene una grabación de Zoom que confirma que Pfizer se refiere a Israel como su *laboratorio*. Este es el MAYOR experimento médico de la historia de la humanidad”.

Arad Nir es el jefe de la mesa de noticias extranjeras y comentarista internacional de Channel 2 News, el mayor proveedor de noticias de Israel.

José Hermosa – BLes.com