Redacción BLes– El medio de noticias Breitbart publicó este miércoles 6 de enero un artículo que afirma que el Instituto Pastor de Irán está experimentando una vacuna contra el virus chino que se encuentra en la fase II de pruebas clínicas en ciudadanos cubanos en la Habana en un aparente trabajo conjunto entre el partido comunista cubano y el régimen iraní.

Según el informe original del Diario de Cuba, el Instituto Pastor de Irán junto con una compañía cubana la cual se desconoce, serían las entidades a cargo de desarrollar la vacuna y las pruebas clínicas se estarían llevando a cabo en la capital de Cuba.

“La segunda fase del ensayo con humanos se está llevando a cabo bajo la supervisión del Instituto Pastor de Irán en Cuba. Siempre que la segunda fase sea exitosa, la tercera fase será implementada en Irán”, dijo Jahanpour vocero de la entidad reguladora de drogas y alimentos iraní, según la agencia de noticias Mehr de Irán.

No obstante, según los registros de la OMS el Instituto Pastor de Irán no aparece como un candidato para desarrollar una vacuna contra el virus PCCh ni tampoco hay mención de un trabajo conjunto entre los dos países.

Le recomendamos:

 

Quien sí aparece como candidato para desarrollar una vacuna es el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC) , una organización terrorista sin ninguna experiencia en investigación médica. Aunque según el informe la vacuna iraní nunca pasó de la fase de “desarrollo preclínico” y en marzo de 2020 se dejó de mencionar en los medios estatales iraníes.

Cuba mientras tanto registra dos candidatos para desarrollar una vacuna con la ONU, Soberana 1 y 2 de las cuales ninguna ha pasado la fase III de pruebas clínicas.

El anuncio de las autoridades iraníes del trabajo conjunto con Cuba, teniendo en cuenta que los candidatos de ambos países fallaron en producir una vacuna segura, genera dudas.

Primero porque Irán también solicitó a la OMS mediante su programa de COVAX (un programa para repartir dosis de vacunas a países en condiciones desfavorables) vacunas contra el virus PCCh y segundo porque expresó su deseo de comprar vacunas de los laboratorios extranjeros poniendo en duda la confianza en su propia vacuna.

Al igual que el gobierno iraní, el Partido Comunista de Cuba ha afirmado ser líder en la lucha contra el virus PCCh. Desde abril que las autoridades cubanas dicen que los interferones, proteínas a veces involucradas en la identificación de infecciones, pueden ser usadas para combatir el coronavirus.

Sin embargo, médicos que trabajan con la organización Defensores de los Prisioneros Cubanos advirtieron que no existen pruebas científicas de que los interferones puedan ayudar a combatir las infecciones por coronavirus y que su uso puede “matar, en lugar de curar, a los pacientes”.

A simple vista parecería que estos anuncios son más bien un intento de propaganda positiva para dos regímenes totalitarios que han fallado en todos los frentes y que se siguen deslizando cuesta abajo. 

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com