Un informe del EMP Task Force, que asesora al Congreso de los Estados Unidos, advierte que mientras negocia un acuerdo con Biden, desarrolla una novedosa armar nuclear HEMP.

Crecen los reportes que indican que Irán se está preparando para un conflicto militar a gran escala contra Estados Unidos. La teocracia islamista está desarrollando un arma con capacidad nuclear que se dispararía al cielo y destruiría los satélites más importantes de Estados Unidos en cuestión de segundos, creando un apagón informativo en el país.

Así lo explicó en un informe el EMP Task Force on National and Homeland Security, un directorio que asesora al Congreso de los Estados Unidos en temas relacionados a tecnología militar destinada a atacar la red eléctrica y las telecomunicaciones del país.

El organismo está dirigido por el Dr. Peter Vincent Pry, el director del Foro de Estrategiar Nuclear de Estados Unidos y un experto en el tema. “Se registraron movimientos de Irán para fortalecer su propia red y el lanzamiento de la estrategia de pulso electromagnético de gran altitud“, aseguró.

“Las intenciones de Irán de explotar HEMP de manera ofensiva pueden reflejarse en sus esfuerzos por proteger al menos algunas de sus infraestructuras críticas del ataque HEMP”, dice el informe, donde se explica que HEMP es el nombre dado a este tipo de armas que tiran un pulso electromagnético de gran altitud.

El informe surge en medio de conversaciones entre el gobierno de Biden y el flamante presidente iraní Ebrahim Raisi, para una restauración del acuerdo nuclear al que había llegado Barack Obama con Irán pero que fue frustrado por Donald Trump.

El acuerdo implicaba subsidios de Estados Unidos al régimen iraní a cambio de que éste dejara de desarrollar armas nucleares. Sin embargo, Irán aceptó este dinero y simplemente pasó su desarrollo nuclear a la clandestinidad. Cuando Trump se enteró de esto, cortó el pacto.

Pry dijo que las armas EMP pueden apagar efectivamente una nación enteras y que son fáciles de desplegar. Y, agregó, los objetivos son obvios: “Si Irán adquiere o desarrolla capacidades de ataque HEMP nuclear, los objetivos de sus representantes terroristas probablemente serán las poblaciones de Estados Unidos e Israel”.

Su informe instó al Pentágono y al gobierno de Biden a mirar más allá de la lucha de Irán por construir un misil intercontinental y centrarse también en los misiles que apuntan a los satélites.

“Irán ha puesto en órbita satélites civiles en 2008, 2009, 2010, 2015; orbitó un satélite militar; ha suborbitado un mono al espacio y lo ha devuelto sano y salvo (2013); y tiene misiles militares de mediano alcance, más que cualquier otra nación en el Medio Oriente”, escribió con preocupación.

Y finalizó: “Irán no ha demostrado un misil intercontinental militar equipado con un vehículo de reentrada capaz de penetrar la atmósfera, lo suficientemente preciso como para atacar una ciudad. Sin embargo, un ataque de pulso electromagnético a gran altitud (HEMP) no requiere un vehículo de reentrada ni precisión, y afectaría a toda la población del país”.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.