Redacción BLes – Hasta ahora se ha informado que el coronavirus que se expande a través del territorio chino y genera alarmas de contagio a nivel internacional tuvo origen en un mercado local en Wuhan, sin embargo una reciente investigación sobre los primeros casos clínicos pone en duda tal planteamiento. 

De cara a las celebraciones del año nuevo chino, las autoridades de la ciudad de Wuhan, poblada por 11 millones de personas, informaron que se encontraban ante una “etapa crítica” de prevención y control frente al avance del coronavirus (2019-nCoV) cuyo primer caso de contagio se dio a conocer a comienzos del pasado mes de diciembre.

En el documento que fue hecho público el pasado viernes por un equipo de investigadores chinos de varias instituciones en la revista científica The Lancet, se estableció que de las 41 personas que fueron reportadas con la infección, la primera no guarda una relación directa con el mercado de mariscos donde se cree que se originó el contagio, según la revista Science.

“No se encontró ningún vínculo epidemiológico entre el primer paciente y los casos posteriores”, escribieron los especialistas en la investigación que terminó por concluir que incluso 13 de los 41 casos reportados tampoco guardaban una relación con el mercado.

De acuerdo con Daniel Lucey, especialista en enfermedades infecciosas de Wuhan, si los datos aportados con la nueva investigación son precisos, las primeras infecciones podrían haber tomado lugar en el mes de noviembre o incluso antes, dado que hay una diferencia de tiempo entre la incubación de la infección y la aparición de los síntomas.

Por otro lado, desde el año 2017, científicos habían informado que un virus similar al SARS podría escapar de un laboratorio que había sido establecido en la ciudad de Wuhan. 

Para entonces se dio a conocer que dicho laboratorio tenía la finalidad de servir como centro de investigación para algunos de los patógenos más peligrosos del mundo como el Ébola y el SARS, según el Daily Mail.

Como señala el medio antes citado, el consultor de bioseguridad de Maryland, Tim Trevan, expresó a la revista Nature el mismo año que le preocupaba que la cultura del régimen comunista chino causara que el instituto fuera inseguro bajo el argumento de que ‘las estructuras donde todos se sienten libres de hablar y la apertura de información son importantes’.

El laboratorio de bioseguridad de Wuhan se encuentra ubicado a unos 32 kilómetros de distancia del mercado de mariscos de Huanan, y si bien esto ha generado especulaciones sobre el origen del virus, la comunidad científica ha sugerido que el virus mutó y contagió a las personas vía contacto humano-animal en el mercado.

Entre tanto, como señala Science, cuando comenzó el brote, la principal fuente de información pública provino de la Comisión Municipal de Salud de Wuhan y en los primeros anuncios dados a conocer el 11 de enero indicaron el contagio de las 41 personas, un dato que permaneció inalterado hasta el 18 de enero.

Así mismo los avisos no identificaron directamente al mercado de mariscos como la principal fuente del contagio, y por el contrario señalaron que habían pruebas de que el contagio se había dado de persona a persona, y que la mayoría de los casos se vinculaban con el mercado.

 Como la Comisión Municipal de Salud de Wuhan había confirmado los 41 casos antes del 10 de enero y los funcionarios supuestamente sabían cuál era historial de los pacientes, “China debe haberse dado cuenta de que la epidemia no se originó en ese mercado de mariscos de Wuhan Huanan”, señaló Lucey.

Kristian Anderson, biólogo evolutivo del Instituto de Investigación Scripps de San Diego, quien se ha dedicado a analizar secuencias de 2019 n-CoV para intentar aclarar su origen, expresó:

“El escenario de que alguien se infecte fuera del mercado y luego lo traiga al mercado es uno de los tres escenarios que hemos considerado y que sigue siendo consistente con los datos. (…) Es completamente plausible dados nuestros datos y conocimientos actuales”, dijo Anderson, según Science.

En un informe publicado el pasado 25 de enero, Andersón sugirió que a raíz de su análisis de 27 genomas disponibles de 2019 n-CoV “tenían un antepasado común más reciente”, indicando que compartían una fuente común ya el 1 de octubre. 

Mientras tanto, el especialista pulmonar de la Universidad Médica Capital en Pekín, Bin Cao, autor del artículo publicado en The Lancet, escribió en un correo dirigido a Science expresando que él y los demás coautores del trabajo apreciaban las críticas de Lucey.

“Ahora parece claro que [el] mercado de mariscos no es el único origen del virus. Pero para ser honesto, todavía no sabemos de dónde vino el virus ahora”, dijo Cao.

Respecto al número de afectados que va en aumento en el territorio chino, en un reciente video subido a Internet una mujer que porta una máscara que le cubre toda la cabeza, informó que las cifras estimadas por el gobierno del régimen chino exceden por mucho en número, dando a conocer que los infectados ascenderían a 90.000.

La mujer que en el video señala ser una enfermera residente de Wuhan, expresa: “Estoy en el área donde comenzó el coronavirus. Estoy aquí para decir la verdad”, aportando luego la cifra estimada de infectados que contrasta en cantidad con las 1.979 personas que han sido registradas por los funcionarios.

Te puede interesar: Aún estaba vivo: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Ad will display in 09 seconds

Temas: Categorías: Mundo

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.