Redacción BLes – Un grupo de científicos de la Universidad Tecnológica del sur de China en Guangzhou han dado a conocer información sobre el COVID-19 o coronavirus, que indica que el brote podría haberse originado en el Centro para el Control de Enfermedades (WHCDC por sus siglas en inglés) y no en el mercado de mariscos como se ha sostenido hasta ahora.

Según ha informado la cadena de noticias surcoreana Arirang, el laboratorio del gobierno que se encuentra ubicado aproximadamente a unos 280 metros del mercado de animales, podría haber engendrado el contagio como producto de varias investigaciones con animales.

En el informe publicado por el grupo de investigadores liderado por Botao Xiao y Lei Xiao en la revista científica ResearchGate, se mencionó que en las instalaciones del WHCDC se habrían llevado a cabo investigaciones con 605 murciélagos que fueron capturados en las provincias de Hubei y Zhejiang.

El grupo de Xiao estudia principalmente en los campos de biomecánica celular y molecular, biofísica de molécula única e ingeniería. Las áreas de investigación actuales son: interacciones proteína-ligando, ensamblaje de ADN y ARN, mediciones y manipulación de nanómetros de alto rendimiento, modelado matemático y análisis cuantitativo, según el sitio web de la Universidad Tecnológica del sur de China.

Las instalaciones que se mencionan en la investigación, además se encuentran adyacentes al Hospital Unión, centro de atención al cual fue trasladado el primer grupo de médicos infectados desde que comenzó la epidemia.

Según el diario británico The Mirror, el informe detalló que uno de los investigadores, conocido como JH Tian, “una vez fue atacado por murciélagos” y que además “la sangre de murciélago estaba en su piel”, lo que llevó a que fuera puesto en cuarentena por un periodo de tiempo de 28 días luego de que “los murciélago lo pisotearan”.

Del mismo modo los investigadores dieron a conocer que en uno de los murciélagos fue encontrada una garrapata viva, parásito conocido por transmitir infecciones luego de sustraer la sangre en un animal huésped.

También sostienen en su informe que es posible que “el virus se haya filtrado y algunos de los [animales infectados] contaminaron a los pacientes iniciales en esta epidemia, aunque se necesitan pruebas sólidas en futuros estudios”.

Por otro lado, se mencionó la existencia de un segundo laboratorio ubicado a unos 12 kilómetros del mercado de mariscos, el cual habría informado que los murciélagos de herradura chinos eran reservorios naturales para el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS. CoV) el cual causó el brote en 2003.

El laboratorio al que se hace mención se corresponde con el Instituto de Virología de Wuhan, el cual está clasificado como P4, la más alta clasificación que se le puede otorgar a un laboratorio de bioseguridad.

Las conclusiones de la investigación sostienen que es muy probable que el coronavirus se haya originado en un laboratorio de Wuhan.

Como señala el Daily Mail, el documento ha salido a la luz luego de que el brote ya ha infectado a más de 69.000 personas en todo el mundo, dejando particularmente en China, país donde se originó, un saldo de muertos que asciende a las 1.665.

Te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Ad will display in 09 seconds