Redacción BLes- En el día de ayer, tras una oleada de hackeos, fueron atacadas las cuentas de Twitter de Joe Biden, Barack Obama, Elon Musk, Bill Gates y otras personalidades y grandes empresas. 

Hay una gran preocupación en el mundo de la seguridad informática, luego de que se desatara una ola de hackeo en cuentas de Twitter con miles de seguidores. Aún no está claro cómo los hackers tuvieron acceso a los perfiles, a través de los cuales intentaron realizar una mega estafa con criptomonedas. La empresa Twitter informó que estaba investigando el asunto y que pronto emitirá una declaración. 

La estafa consistía en simular que algunos personajes, como Bill Gates o Elon Musk entre otros, duplicarían el dinero que cualquier usuario de Twitter transfiriera a una cuenta de bitcoins que supuestamente le pertenecía a la celebridad.

Otra de las víctimas del hackeo fue Jeff Bezos, el tuit decía: “He decidido devolver a mi comunidad. Todo el dinero que se envíe a mi dirección será devuelto al doble. Sólo estoy haciendo un máximo de USD 50.000.000″. El mensaje incluía un código para hacer la transferencia.

Bezos, Gates y Musk se ubican entre las 10 personas más ricas del mundo y cuentan con decenas de millones de seguidores en Twitter.

La mayoría de los tuits fueron rápidamente eliminados, pero en muchos casos minutos después de eliminar el tuit donde se solicitaba la transferencia de bitcoins, volvía a aparecer otro similar. Esto obligó a suspender algunas cuentas.

Más tarde, la red social informó que la mayoría de cuentas afectadas ya estaban habilitadas para tuitear. “Mientras continuamos trabajando, la funcionalidad puede fallar. Estamos trabajando para que las cosas vuelvan a la normalidad lo más pronto posible”.

La preocupación entre políticos y gobernantes no es menor. Cabe recordar que la plataforma Twitter se convirtió en una verdadera herramienta de comunicación y discusión entre los diferentes candidatos, instituciones gubernamentales y funcionarios, sobretodo, de cara a las próximas elecciones presidenciales en noviembre de 2020.

Al parecer, la cuenta de Bitcoin mencionada en los tuits falsos fue creada el miércoles. Al final del día, había recibido casi 12,9 bitcoins, una cantidad actualmente valorada en más de 114.000 dólares. En algún momento del día, casi la mitad de esa suma en bitcoins fue retirada de la cuenta. Esas transferencias dejaron un historial que podría ayudar a los investigadores a identificar a los autores del ataque. 

Los daños financieros a los usuarios que fueron estafados y realizaron los depósitos de bitcoins no fueron tan terribles. En cambio sí lo fue para la imagen de la empresa Twitter, quien vio caer sus acciones un 3,8% horas después de los incidentes.

Andrés Vacca – BLes