Redacción BLes – Invirtiendo la orientación del gobierno de Estados Unidos, que insiste implacablemente en que sus ciudadanos se vacunen contra las amenazas de la peligrosa variante Delta del virus PCCh (o COVID-19), un informe del gobierno del Reino Unido sugiere que la vacunación puede no ser tan eficaz como se esperaba.

La variante Delta apareció por primera vez el año pasado en la India. Según la CNBC, se convirtió en una cepa dominante en el Reino Unido recientemente, y el Dr. Fauci, asesor sanitario de la Casa Blanca, anunció la semana pasada que representaba el 20% de todos los nuevos casos en Estados Unidos.

Mientras que Fauci vio la variante como una oportunidad para instar al mayor número posible de estadounidenses a vacunarse para “aplastar el brote”, un reciente informe del gobierno del Reino Unido podría sugerir que la vacunación podría no ser una solución tan buena.

En el informe denominado “SARS-CoV-2 variants of concern and variants under investigation in England” (Variantes preocupantes del SARS-CoV-2 y variantes que se están investigando en Inglaterra), en el que se estudian todas las cepas disponibles del virus PCCh, se descubre que la probabilidad de que las personas vacunadas mueran a causa de la variante Delta es 3,25 veces mayor que la de las no vacunadas.

De la tabla proporcionada por el informe, se desprende que las vacunas pueden proteger a los receptores de contraer la variante, lo que supone solo 7.235 casos en comparación con las personas no vacunadas con aproximadamente 7,4 veces más con 53.822 casos.

Sin embargo, al observar las tasas de mortalidad entre los dos grupos, las personas vacunadas fueron mucho mayores en proporción.

Entre los 53.822 pacientes infectados por el Delta, solo se confirmó la muerte de 44 de ellos, lo que equivale a un 0,08% de mortalidad.

Pero cuando se estudia el grupo vacunado de 27.192 pacientes, incluidos los totalmente vacunados y los que solo habían recibido una dosis de las vacunas, las tasas de mortalidad ascendieron a 70 casos, o el 0,26%. En particular, las muertes fueron más significativas entre los vacunados en su totalidad, con 50 casos.

En un artículo de Humans are Free, que cita la sesión informativa 16 del mismo documento del gobierno del Reino Unido, se concluye que las variantes del virus PCCh eran, al parecer, “prácticamente un problema para empezar”, pero las vacunas pueden dar un vuelco a la situación.

También le recomendamos: Supervirus y superbacterias, armas biológicas para matar: aterradoras declaraciones de un experto militar chino (Video)

Ad will display in 09 seconds

“Resulta que los productos químicos experimentales de la terapia génica hacen que el sistema inmunitario humano sea más propenso a la muerte súbita tras la exposición a los gérmenes chinos [COVID-19] que si se dejara simplemente que ese sistema inmunitario hiciera su trabajo de forma natural sin intervenciones farmacéuticas”, decía el informe.

El medio de comunicación también citó a la investigadora del MIT Stephanie Seneff, quien conjeturó que las vacunas podrían causar daños en el sistema inmunitario, lo que haría a la persona más vulnerable a la enfermedad, un fenómeno denominado aumento dependiente de anticuerpos o ADE.

“Me parece concebible que la especificidad del rayo láser de los anticuerpos inducidos se vea compensada por un debilitamiento general de la inmunidad innata”, afirma Seneff. “También sospecho que las campañas de vacunación masiva pueden acelerar el ritmo al que las cepas mutantes resistentes a la vacuna se convierten en dominantes entre todas las cepas de SARS-Co-V2 [coronavirus]”.

Gráfico de las variantes de SARS-CoV-2 que preocupan y de las variantes que se están investigando en Inglaterra, Informe técnico 17, 25 de junio de 2021 (Captura de pantalla/Humansarefree)
Gráfico de las variantes de SARS-CoV-2 que preocupan y de las variantes que se están investigando en Inglaterra, Informe técnico 17, 25 de junio de 2021 (Captura de pantalla/Humansarefree)

Laura Enrione – BLes.com