Redacción BLes–  Gran indignación causó entre los británicos la medida impuesta por el gobierno, de acuerdo con la quienes salgan de vacaciones al extranjero podría recibir una multa de cerca de 7.000 dólares, tal como lo aprobaron los diputados. 

Nadie puede “salir de Inglaterra para viajar a un destino fuera del Reino Unido, o viajar a, o estar presente en, un punto de embarque con el fin de viajar desde allí a un destino fuera del Reino Unido, sin una excusa razonable”, contiene la norma informó Express el 23 de marzo. 

La limitación empezará a regir desde el 29 de marzo, y el secretario de Sanidad, Matt Hancock, declaró: “La cuestión es si podremos liberar alguna de estas medidas durante el verano”. La restricciones a los viajeros son causa del virus PCCh (Partido Comunista de China) 

Los comentarios de los lectores enseguida mostraron su indignación: “La vida bajo una dictadura se está volviendo rápidamente intolerable”, dijo uno de ellos citado por Express. 

Otro escribió: “Estado policial en Gran Bretaña… Si esto se prolonga mucho, muchos tendrán billetes de ida… China es más libre que el Reino Unido… Esto es una locura”.

Asimismo, otro atacó diciendo: “Estoy harto de esta dictadura. Es hora de que todos digamos ¡No más!”.

Le recomendamos:

Adicionalmente, la política británica que ejerce como ministra del Interior desde 2019, Priti Sushil Patel, anunció que se restringiría el acceso al país y que habrá un tipo de “asilo” para quienes requieran ingresar.

“Mañana lanzamos nuestro Nuevo Plan de Inmigración. Estamos tomando medidas para disuadir la migración peligrosa e ilegal al Reino Unido y crear un nuevo sistema de asilo que sea justo para quienes realmente lo necesitan”, informó en su cuenta de Twitter. 

Varios de los internautas llegaron al convencimiento de que se convertía al país en una de las cárceles reales, tal como lo expresó el usuario de Twitter @richarddfh16.

“Vaya, no podemos salir y nadie puede entrar. Bienvenido a Gran Bretaña, la Prisión de su Majestad”. 

En este contexto, el periodista italiano Cesare Sacchetti, considera que esta medida arbitraria del gobierno británico es una expresión del avance del globalismo, y que es propia de una dictadura. 

“Si vives en Gran Bretaña, no eres libre de abandonar el país. Si lo haces, las autoridades podrían multarte con 5.000 libras”, informó Sacchetti. 

Y señaló: “Boris Johnson encerró a su propia gente. El globalismo llama a Putin ‘dictador’, pero los rusos pueden salir de su país. El verdadero dictador es Boris Johnson”.

José Hermosa  – BLes.com