Fumio Kishida y Narendra Modi celebraron una cumbre internacional de alto impacto donde alinearon la política exterior de sus países y anunciaron inversiones multimillonarias en la India.

Este sábado el primer ministro japonés, Fumio Kishida, y presidente indio, Narendra Modi, ambos de derecha, han celebrado una importante cumbre internacional en Nueva Delhi.

El objetivo fue la búsqueda de lineamientos para fortalecer su esfera de influencia en el Indo-Pacífico sin Estados Unidos, que ambos acordaron que está extremadamente debilitada tras la desastrosa evacuación de Afganistán y la guerra en Ucrania, y acordaron una alianza para frenar el expansionismo chino en la región.

Según publicaron en un comunicado luego de la reunión, estrecharán los lazos comerciales, principalmente con una inversión japonesa de 42.000 millones de dólares en India durante los próximos cinco años. Estas inversiones ponen freno al expansionismo chino en el ámbito económico, especialmente en un contexto regional marcado por la BRI china y su trampa de la deuda.

Ambos líderes también se comprometieron a fortalecer los vínculos en materia de Seguridad y Defensa, asegurando que harán frente a los “desafíos contra el orden marítimo basado en reglas en los mares de China Oriental y Meridional”, con tolerancia cero a las incursiones de buques chinos en su territorio.

Esto recae en que el Partido Comunista Chino tiene reclamos ilegítimos que afectan a 9 países con soberanía en el Mar del Sur de China, y que ha dmeostrado que está dispuesto a hacer cualquier cosa por tomarlos.

También, a pesar del reciente acercamiento comercial de India con Rusia, los mandatarios japoneses e indios se pusieron de acuerdo y pidieron el “cese inmediato de la violencia” en Ucrania, tras la invasión rusa.

 

Ambos líderes se han mostrado de acuerdo en que no existe otra opción que la vía del diálogo y la diplomacia para la resolución del conflicto”, explicó a los periodistas el ministro de Exteriores indio, Harsh Vardhan Shringla, con respecto al conflicto entre Rusia y Ucrania.

Según se explicó en un comunicado conjunto tras la reunión, Kishida y Modi han subrayado la importancia de la seguridad de las instalaciones nucleares en Ucrania y se han comprometido a tomar medidas para hacer frente a la crisis humanitaria que Ucrania está afrontando.

“Tanto el primer ministro Modi como yo confirmamos que necesitamos una resolución pacífica sobre la base del derecho internacional (…) Japón, junto con la India, seguirá intentando poner fin a la guerra y seguirá prestando apoyo a Ucrania y a sus países vecinos“, detalló Kishida.

Por Nicolás Promanzio, para La Derecha Diario.

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.