Redacción BLes- Un masivo incendio se desató el día de hoy en la planta principal del Serum Institute of India (SII), ubicada en Pune, India. La empresa es el mayor fabricante de vacunas del mundo y actualmente lleva a cabo la producción de la vacuna para el virus PCCh (Partido Comunista chino) o COVID-19.

Funcionarios que trabajan en la planta afirmaron que la unidad que fabrica la vacuna Oxford-AstraZeneca ‘Covishield’, que está ubicada a cierta distancia del lugar del incendio, es segura, de acuerdo a lo informado por The Hindu.

El jueves por la tarde (hora local) se contactaron los servicios de emergencia luego de que se produjera el incendio en el quinto piso. Según informes de las autoridades, hasta el momento se han registrado cinco víctimas y se han evacuado al menos nueve personas.

Se está investigando si el incendio se originó debido a un cortocircuito o algún otro factor. Según las fuentes, en el edificio se estaban llevando a cabo construcciones para albergar en un futuro cercano una vacuna contra el rotavirus.

De acuerdo con el viceministro principal de Maharashtra, Ajit Pawar, a la administración del distrito de Pune se le ordenó apresurarse al lugar para controlar la situación. Pawar también solicitó llevar a cabo una investigación inmediata sobre el incendio.

“Se están realizando esfuerzos para extinguir el incendio en la planta Manjri del SII. Todos los organismos interesados ​​de la ciudad y la administración del distrito se dedican a la lucha contra incendios y al trabajo de socorro”, señaló el funcionario.

“He recibido información sobre el incendio del Comisionado de Policía de Pune y he realizado una investigación exhaustiva sobre el accidente”, agregó, según The Hindu.

De acuerdo con The CSR Journal, el Contralor General de Medicamentos de la India ha aprobado la realización de ensayos en humanos de fase 2 y 3 de la vacuna candidata Oxford-AstraZeneca COVID-19 al Serum Institute of India.

El Serum Institute, la compañía de vacunas más grande del mundo, se asoció con AstraZeneca para fabricar la vacuna y según un comunicado espera fabricar mil millones de dosis de la vacuna.

Hasta el momento, distintos informes han reportado sobre los efectos adversos de las vacunas fabricadas por las distintas farmacéuticas para combatir el virus. Según detalló Bloomberg el 16 de enero, alrededor de 29 personas mayores de edad murieron en Noruega tras aplicarse la vacuna de Pfizer-BioNTech.

Alrededor de 42.000 personas consideradas de mayor riesgo han sido inoculadas con la vacuna en el país europeo. Según la Agencia de Medicamentos de Noruega, la mayoría de los vacunados padecieron efectos secundarios tales como náuseas, vómitos, fiebre, reacciones locales en el lugar de la inyección y empeoramiento de su afección subyacente.

Entre tanto, en Estados Unidos se informó sobre la muerte de 55 personas luego de ser vacunadas, según indicó un informe de la agencia federal. En esta ocasión, quienes fueron inoculados recibieron las dosis proporcionadas por Moderna y Pfizer-BioNTech.

César Múnera-BLes.com