Redacción BLes– El 30 de diciembre, funcionarios indios criticaron al Ministerio de Asuntos Civiles de China por inventar nuevos nombres para 15 lugares en la disputada región fronteriza del Himalaya.

El viernes, China cambió el nombre de otros 15 lugares en Arunachal Pradesh, estado del noreste de la India, alegando que la parte sur del Tíbet es una “parte inherente” de su territorio.

Tras ello, India rechazó enérgicamente la medida de China, afirmando que tales acciones no cambiarían el estatus de la región como parte integral del país.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Arindam Bagchi, declaró: “Ya lo hemos visto. No es la primera vez que China intenta cambiar el nombre de lugares en el estado de Arunachal Pradesh. China también había intentado asignar tales nombres en abril de 2017.”

Bagchi añadió más tarde: “Arunachal Pradesh siempre ha sido, y siempre será, una parte integral de la India. Asignar nombres inventados a lugares de Arunachal Pradesh no altera este hecho.”

La declaración se produjo después de que China estandarizara nuevos nombres en chino para zonas residenciales, ríos y montañas en la región del sur del Tíbet.

Anteriormente, China dio seis nombres en chino a seis zonas de Arunachal Pradesh en 2017 y provocó una feroz respuesta diplomática de la India.

En respuesta a la nueva denominación de 15 localidades del Himalaya, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, declaró que el territorio del sur del Tíbet pertenece a la Región Autónoma del Tíbet de China y siempre ha sido parte del territorio inherente de China.

En 1951, China reclamó el control del Tíbet y de gran parte del territorio fronterizo con la India, como informó Newsnpr. Sin embargo, India rechaza las reclamaciones de China sobre el territorio al sur de la meseta tibetana. El Ministerio de Asuntos Exteriores indio ha afirmado en repetidas ocasiones que Arunachal Pradesh es “parte integral” de la India.

En los últimos años, la disputa fronteriza entre India y China se ha intensificado peligrosamente, culminando en una refriega entre soldados de ambos países en junio de 2020 en un valle entre Ladakh y Tíbet, en la que murieron al menos 20 soldados indios y 35 chinos.

Tras los esfuerzos por negociar una desescalada militar a finales de 2020 y principios de 2021, las tensiones fronterizas entre India y China resurgieron.

En octubre, China aprobó la Ley de Fronteras Terrestres, que permite a sus fuerzas utilizar cualquier medio necesario para proteger la integridad territorial y la frontera terrestre.

El gobierno indio expresó entonces su esperanza de que China no utilizara esta ley para emprender acciones unilaterales que alteraran el statu quo a lo largo de su frontera.

BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.