Redacción BLes- Todos saben que la salud de los niños comienza por una buena alimentación, especialmente en etapas de desarrollo en edad preescolar, de 3 a 5 años, donde el desgaste de energía es mayor debido a la cantidad de actividades y de aprendizaje. Una dieta variada y rica en nutrientes es fundamental para su crecimiento. 

Sin embargo, en algunos casos los niños asisten a jardines de infantes jornada completa y la alimentación queda bajo la responsabilidad de instituciones educativas que son los encargados de brindar comida nutritiva a los infantes.

 Tal es el caso de los niños de un preescolar de la provincia de Shandong, China, que, fueron alimentados con comida que tenía gusanos. 

Cuando los padres descubrieron qué comían sus hijos, inmediatamente corrieron a buscar a los niños del jardín de infantes. Enojados y bajo la lluvia, el pasado 30 de junio, los padres llegaron al preescolar y derribaron un portón de hierro para llevarse a sus hijos.

Los padres comentaron que sus hijos frecuentemente tenían dolor de estómago e incluso vomitaban después de comer esa comida. 

Un padre reveló en Weibo que 340 niños de entre 2 y 6 años se vieron afectados y pidió a las autoridades que se comprometan a dar una solución. Otro padre dijo que los funcionarios no hacen nada, solo se mantienen en sus puestos. Los padres no recibieron una respuesta del sistema educativo y están a la espera. 

Un papá también cuestionó el accionar de los líderes del Partido Comunista Chino (PCCh) cuando vio las imágenes de la comida con gusanos. “¿Qué piensan los líderes sobre esas fotos?”. “¿Quién debería ser responsable del crecimiento y desarrollo futuro del niño?”. 

Además, el padre comentó que el establecimiento educativo les cobra 18 yuanes por día y preguntó dónde va ese dinero y si tiene un uso especial, “¿cómo compensarán la pérdida de los padres?”. “¿A dónde irá el niño si la escuela está cerrada?”.

El papá también reclamó sobre las pruebas que la institución les hizo a los niños con personal no calificado y que como consecuencia los resultados reflejaban que eran anormales. “¿Cómo compensan esto?”.

En un video puede observarse a los padres muy angustiados y hasta gritando enojados. 

En otro video de Twitter se observa que la policía forcejea con una mamá para quitarle un cartel con el que protestaba y un hombre exige una respuesta del oficial.

La Oficina de Educación y Deportes del Distrito de Muping y la Oficina de Supervisión del Mercado ingresaron al jardín de infantes Wharton Good Future para realizar una investigación por la comida en mal estado, pero el 2 de julio, el “Equipo Conjunto de Investigación del Distrito Muping” publicó sus hallazgos alegando que la comida en cuestión “no se les dio a los estudiantes”.

La gente en las redes sociales no pudo contener el enojo. Por ejemplo, un usuario en Weibo dijo: “¡simplemente un grupo de bandidos, los bandidos son peores, también hacen que la gente les diga buenos, repugnante! ¡Repugnante! … ¿Cocinar, para no comer, para qué? El chef del jardín de infantes utiliza esa comida para practicar la cocina?”.

Falta de controles de parte de la Oficina de Educación en los Jardines de Infantes 

Pero no fue el único jardín de infantes que sufrió la falta de controles y seguimiento por parte de la Oficina de Educación del PCCh. Los padres del preescolar New Town, de Lanzhou denunciaron que encontraron frutas y verduras podridas en la cocina trasera del jardín de infantes, y que muchos niños estaban enfermos, de acuerdo a Sina.

Desafortunadamente, los padres necesitan poder confiar en las instituciones educativas donde dejan a sus hijos, considerando no solo el buen aprendizaje, sino también el cuidado mientras trabajan largas horas para poder sobrevivir en una China sumida en la crisis económica.

En el país asiático hay jardines de infantes públicos y privados, pero desde el 2018 el PCCh implementó una política destinada a profundizar la reforma de la educación preescolar y para crear más instituciones para infantes, la Oficina de Educación absorbió la mayoría de los establecimientos privados en el sistema de preescolar del estado, dejando a las familias sin opciones. Actualmente, solo quedan unas pocas instituciones privadas, pero son de altísimo costo para un ciudadano común.

Por Romina García – Redacción BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.