Redacción BLes – Las cenizas del capitán Sir Tom Moore fueron depositadas junto a sus padres y abuelos en la tumba familiar del cementerio de Morton, Riddlesden, West Yorkshire, Inglaterra el lunes 5 de julio.

Los familiares del veterano de la Segunda Guerra Mundial y recaudador de fondos de la NHS (Servicio Nacional de Salud) viajaron hasta su lugar de descanso final, pasando por una guardia de honor formada por escolares y organizaciones cercanas a su corazón.

Sir Tom cautivó el corazón de la nación cuando recaudó más de 32 millones de libras esterlinas (44 millones de dólares) para el NHS dando 100 vueltas a su jardín de Bedfordshire antes de cumplir 100 años, durante el primer cierre por coronavirus.

Alrededor de 50 miembros del NHS, la Real Legión Británica, los Scouts, las Guías y otras organizaciones se alinearon en la carretera del cementerio, en las afueras de Keighley.

Mientras se dirigían desde sus coches a la tumba, que se encuentra a pocos metros del monumento de guerra de Riddlesden, las dos hijas de Sir Tom, Hannah Ingram-Moore y Lucy Teixeira, dos de sus nietos y dos de sus yernos charlaron y compartieron historias con los integrantes de la guardia de honor.

El teniente de West Yorkshire, Ed Anderson, y el capellán de la ciudad de Keighley, el reverendo Dr. Jonathan Pritchard, se reunieron con ellos junto a la tumba y celebraron un breve servicio mientras se depositaban las cenizas de Sir Tom.

Las palabras “Te dije que era viejo” han sido grabadas en la lápida familiar de 2 metros de altura sobre la tumba, bajo una imagen de la silueta del ex oficial del ejército de 100 años, según los deseos de Sir Tom.

Las hijas del héroe benéfico anunciaron su muerte en un comunicado: “El último año de la vida de nuestro padre fue extraordinario”.

“Rejuveneció y experimentó cosas que nunca había soñado”.

“Aunque estuvo en muchos corazones durante poco tiempo, fue un padre y un abuelo increíble, y permanecerá vivo en nuestros corazones para siempre”.

También le recomendamos: ¿España va hacia una dictadura? Sánchez va por la propiedad privada y las libertades (Video)

Ad will display in 09 seconds

Según la familia, Sir Tom habría querido un servicio corto, y la ceremonia del lunes duró unos 15 minutos, lo que marcó el final de un extraordinario viaje de 15 meses para el veterano de la Segunda Guerra Mundial.

Tras dar positivo en la prueba de COVID-19, falleció el 2 de febrero a la edad de 100 años en el Hospital de Bedford.

Dawn Barlowe – BLes.com